• La iniciativa que incentiva un progreso integral en niños y niñas hospitalizadas en las dependencias de pediatría, estuvo a cargo de funcionarias de la unidad educativa Arcoíris del establecimiento.

Rancagua, 17 de agosto de 2022.- Como una estrategia lúdica capaz de motivar la recuperación de los pacientes hospitalizados menores de edad fue catalogada la performance presentada por el equipo multidisciplinario del jardín infantil Arcoíris del Hospital Regional del Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO), que haciéndose de los personajes de la fantasía musical de Dysney “Encanto”, recorrió las instalaciones de pediatría para entretener y hacer sonreír a los más pequeños.

“Es muy importante reforzar el estado anímico de nuestros pacientes para apoyar su recuperación, en ese sentido este musical cumple con eso. Si podemos sacarles una sonrisa, entendemos que hay progreso, que avanzan de lo emocional a lo físico” expresó la Dra. Lucía Álamo, jefa del Servicio de Pediatría durante el desarrollo de la actividad, agregando, “hoy son cerca de 25 pacientes hospitalizados que están siendo partícipes de esta experiencia que les ofrece un momento de distensión, que sin duda les contribuye a sobreponerse”.

Complementando lo anterior, María Cristina Riveros, educadora de párvulos de la Sala de Estimulación Pediátrica del HRLBO destacó, “con esta propuesta artística, se puso término a las dos semanas de celebración del día del niño en nuestro hospital, pero al margen del contexto,  que vinieran las funcionarias de la unidad educativa hasta acá, significa un aliciente importante para que la estadía de estos pacientes  crónicos y no crónicos sea más entretenida y por lo tanto los ayude a enfrentar las situaciones que atraviesan en su hospitalización de buena manera”. 

Para Pamela Moreno, encargada de la unidad educativa Arcoíris del hospital Regional, la actividad que lideró junto al equipo compuesto por funcionarias de los distintos estamentos, entre ellas, una psicopedagoga, educadoras de párvulo, auxiliares de servicio, técnicos en párvulos y más, encuentra su trascendencia en el aporte que reviste a la convalecencia de los menores hospitalizados desde una visión integradora, finalizando, “la performance musical intervino Pediatría, Cirugía, UCI y UTI, llevando un momento de alegría para los niños y niñas que están en proceso de reposo y mejoría. El ver sus ojos y la emoción expresada en sus miradas nos pone muy contentas como equipo, sabemos que esto los apoya, pero además la experiencia de hoy nos abre espacio para continuar realizando más intervenciones de este tipo, para bien de los usuarios y pacientes más pequeños”.