• El comité trabaja sobre la convicción del proceso reproductivo en la atención pública, que debe ajustarse a las necesidades y cualidades de la paciente, anticipándose a la Ley Adriana que hoy tramita su promulgación y condena la violencia gineco- obstétrica.

Rancagua, 13 de junio de 2022.- “Con esto estamos dando un paso trascendental, no solo al quebrar el paradigma asistencial de los servicios de salud públicos actuales sobre el manejo gineco-obstétrico, sino que porque estamos convencidos de que el trato humano y respetuoso es el camino que debemos fomentar en este y los demás estamentos”, exclamó Franco Pérez, subdirector (s) de Matronería, Diversidad Sexual y Género del Hospital Regional del Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO) al abordar la conformación de este primer Comité de Parto Respetado en la institución.

El matrón del HRLBO, comentó que la creación del comité que convoca a 8 funcionarios, colegas especialistas en la materia “surge como respuesta a una necesidad de tipo social que hemos visualizado en este último periodo, que por un lado se alinea a la ley pronta a promulgarse que busca erradicar, sancionar a la violencia de este tipo, y por otro, al empoderamiento femenino respecto de su proceso reproductivo, del que son protagonistas”, agregando, “queremos integrar a más representantes al comité, de todos los turnos que rotan en el servicio de maternidad, a objeto de elaborar e implementar  estrategias de trabajo a corto , mediano y largo plazo que permitan cumplir con los requerimientos que cada paciente tenga en su proceso y que además nos tenga bien preparados cuando la ley entre en vigencia”.

Al respecto, el matrón Héctor Núñez, miembro del nuevo comité del HRLBO añadió, “buscamos que nuestras pacientes tengan una experiencia positiva de parto, por lo que, ya realizada nuestra primera reunión formal, comenzamos ya a trabajar en un Plan de Parto, documento consensuado entre la paciente, la familia y equipo tratante, que registrará -en formato encuesta- todas las consultas y demandas de la gestante que ingresará a nuestro servicio, como son los detalles ambientales, como la implementación de la sala de parto, la utilización de luz tenue, música, la participación y rol de la persona significativa que acompañará, entre otros elementos”.

Sumado a lo anterior, la matrona clínica del Hospital Regional, Alejandra Guevara, integrante del comité sostuvo que “hoy también estamos revisando el protocolo local de atención de Parto Integral y Respetado, al igual que el de Apego en atención de Parto Vaginal y Cesáreas. Considerando la realización de capacitaciones a funcionarios para promover en la práctica el parto respetado o humanizado (que puntualiza en el derecho de decisión la mujer sobre su propio parto, forma y control del dolor en el proceso), dejando en claro que ello incluye a quienes deban por urgencia biomédica someterse a cesárea”.

En ese contexto Núñez reforzó, “la idea es que el plan nos permita obtener beneficios directos como el aumento de satisfacción usuaria centrada en ella, favorecer el ambiente óptimo para lograr un parto vaginal, disminuyendo el estrés, optimizando el apego precoz, el inicio y continuidad de la lactancia. Queremos que la paciente conozca a cabalidad todo lo que implique su proceso de embarazo en los controles prenatales, cuáles son las posibilidades y limitantes asociados a su propio estado de salud, y nosotros sepamos sus requerimientos para adaptarnos bien a ese momento”.

La matrona clínica del HRLBO por su parte, complementó, “el Plan de Parto está en proceso de elaboración todavía, sujeto a revisión, pero expresa la decisión de la mujer que tendrá a su bebé, lo que es relevante porque trabajamos en cambiar el enfoque tradicional”.

Héctor Núñez relevó finalmente, “no queremos solo sentar protocolos, sino que practicarlos, devolverles el protagonismo del parto a las pacientes, sea si deciden que proceda medicadamente o de forma natural, porque ellas, establecidos ya los protocolos y medidas, podrán exigir en este aspecto, mientras que nosotros informar, justificar y adecuarnos a ello con respeto, en virtud de la experiencia positiva de las pacientes”.

Se destaca que este primer comité está compuesto por los profesionales de la obstetricia Mariana Manzor, Gabriela Pérez, Camila Soto, Héctor Núñez, Berta González y Alejandra Guevara.