• Lograr que el acompañamiento sea significativo a través de la extensión de tiempo y una mayor participación de las familias en el proceso de recuperación, motivan el trabajo del equipo de la Unidad de Paciente Crítico del Hospital Regional.

Rancagua, 06 de junio de 2022.-Preocupados por la atención que reciben los pacientes y usuarios del Hospital del Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO), es que las distintas unidades de la institución trabajan para posibilitar la humanización en cada una de sus atenciones de salud. La idea es avanzar hacia el liderazgo nacional e internacional de la asistencia en esos términos, como manifiesta el Dr. Víctor Vásquez, médico jefe de la Unidad de Paciente Crítico (UPC) del Hospital Regional, quien refuerza el trabajo que su unidad realiza, “nuestra meta es -de la mano de este concepto- ser líderes en los cuidados intensivos y extender este abordaje a otras unidades y servicios porque creemos que esta es la línea que debe mantener la salud pública, afable y cercana a la comunidad”.

Centrados en cada persona a la que atienden, con énfasis en su dignidad, valores y singularidades, el profesional explica que la unidad trabaja en ello desde el 2018, como parte del proyecto internacional español HUCI, que presente en más de 26 países, se enfoca en la humanización de la asistencia sanitaria, la salud emocional de funcionarios y pacientes críticos.   “Esta mirada apuesta por el paciente más grave, más vulnerado, sometido a dispositivos invasivos, sedado, que necesita sentir que no está solo, lo que implica que la participación de sus familiares pase de -visita- a transformarse en -acompañante- para sumarse a los cuidados que brindamos como apoyo a la recuperación”, indica Vásquez.

“Antes de la pandemia, avanzamos mucho, por ejemplo, la UCI de puertas abiertas, que logró liberar el horario de visitas seis horas diarias como hito, para que los familiares estuvieran con el paciente crítico, no obstante, declarada la pandemia por Covid-19 el 2020, obligadamente retrocedimos, realizando intervenciones muy limitadas y puntuales, como sucedió con pacientes en proceso de morir, que requerían ser acompañados en sus últimos momentos de vida. Ahora en cambio, las condiciones sanitarias han ido cambiando, pudiendo reaperturar paulatinamente los horarios de visita, esperando sobrepasar el hito logrado con anterioridad”, expresa el jefe de la Unidad de Pacientes Críticos UCI del Hospital Regional de Rancagua.

Vásquez precisa, “está demostrado que permitir la compañía de los familiares es crucial en la recuperación emocional y física del paciente crítico, lo que impone flexibilizar los tiempos de visita. Queremos que ellos conozcan y participen comprometidamente, responsablemente en procedimientos como en la administración de medicamentos, curaciones, entre otros, por lo que evaluamos crear una escuela de familiares, para educarlos en torno a qué pueden hacer por su familiar hospitalizado, comprendan que su acompañamiento no es en ningún caso estático y que su labor es valiosa para bienestar tanto de ellos, del paciente e incluso del personal a cargo”.

Jessica, quien acompaña a su padre hospitalizado en la unidad desde hace más de dos meses, destaca que en su experiencia el personal “ha sido muy empático con el dolor que enfrentamos familiarmente. Nos han acogido súper bien, enseñado con tanto amor y respeto cómo asistir a mi papá, cómo alimentarlo, por ejemplo, lo que es muy gratificante. Esto me ha marcado mucho, cada palabra que el equipo entrega denota compromiso, nos fortalece. Nosotros venimos todos los días y siempre ha sido muy positivo, estoy muy agradecida”.

Finalmente, Elisabeth Moreno, jefa del Departamento de Satisfacción Usuaria del hospital, añade “ampliamos el horario de visitas en el proceso de apertura de la UPC, desde las 14:00 a 16:00 horas, con un ingreso alternado entre acompañantes. Pero es importante recordar que los acompañantes, junto con cumplir con la normativa interna y sanitaria preventiva por Covid-19, deben para ver al paciente, identificarse en la sala de informaciones ubicada en la UCI (lunes a viernes) o en el módulo de informaciones del hall central del hospital (sábado, domingo y festivos después de las 17:00 horas), y registrar a un tutor o familiar responsable que sirva de nexo entre la familia y el médico tratante ante cualquier situación”.