• Para el HRLBO, la Ley Mila, no sólo consagra el derecho de los niños y adolescentes a ser acompañados por los padres o persona significativa, en condiciones dignas, durante el tiempo de hospitalización, sino que promueve la salud integral de pacientes y familiares, entre otros beneficios.

 

Rancagua, 25 de noviembre de 2021.- Dar una asistencia curativa-preventiva, íntegra y cercana a los usuarios, ha sido una constante para el Hospital Regional, la que se potenciará aún más con la recientemente promulgada ley de acompañamiento digno para padres de niños hospitalizados, conocida como Ley Mila, normativa que llega para aportar importantes beneficios a los usuarios del establecimiento de salud.

 

La Dr. Lucía Álamo, jefa de Pediatría del Hospital Regional, destaca al respecto que “cuando los niños ingresan a su hospitalización, la compañía de sus padres o aquella persona relevante a cargo es primordial, porque fortalece la conexión de afecto  entre sí, pero además porque se evita la manifestación de hospitalismo que, como síndrome depresivo afecta a niños menores a un año de vida, cuando experimentan un alejamiento brusco y prolongado de sus padres, causando consecuencias en su bienestar emocional y socialización hacia adelante”.

 

Por otra parte, la jefa de Pediatría del HRLBO ahonda en el acompañamiento efectivo contenido en la normativa y que ya se desarrolla en el hospital, indicando que “la Ley Mila corona el trabajo que ya veníamos haciendo en función de los pacientes junto a sus familias y es que, permite que los padres estén presentes día y noche con los menores ingresados, lo que reporta una baja en el nivel de ansiedad y estrés de los pequeños y por supuesto de sus papás. Asimismo, la compañía del familiar cercano disminuye los trastornos de sueño de los niños hospitalizados, y por sobre todo, acelera e incide positivamente en la recuperación del paciente”.

 

Para Elisabeth Moreno, jefa de Participación y Satisfacción Usuaria, “la Ley Mila asegura el acompañamiento permanente del menor y así también el de las madres en trabajo de parto, lo que es muy importante para el hospital, porque favorece el descanso, confianza en el proceso y reposo tanto del acompañante como del paciente”. En esa misma línea, agrega que “ya trabajamos de hecho en mejorar la infraestructura. Estamos a la espera de la llegada de bergers clínicos, para que la estadía de los acompañantes tenga mayor conforte, además contamos con pases de 24 hrs para los acompañantes”.

 

Con lo anterior, Moreno destaca que “el hospital cuenta con una sala de la fundación Ronald McDonald para los padres y familiares de niños hospitalizados, que complementa la ley, representando con ello un beneficio al usuario, porque funciona con protocolos covid-19, de lunes a domingo, 10 horas abierta para ellos y permite que puedan mantener la rutina de calentarse su comida, bañarse, etc”.

 

“Humanizar la salud es fundamental”, expresa Camila Gálvez, enfermera supervisora (s) de Pediatría, recordando finalmente que el Hospital Regional está categorizado por MINSAL como “Hospital Amigo” desde el año 2016, subrayando que “nuestro hospital ya prioriza el acompañamiento con un trato cercano, pero la ley lo formaliza y lo convierte en un derecho que promueve pacientes sanos, equilibrados desde el ingreso y hasta el alta médica, que infunde respecto y mejora la salud física y emocional”.