• En el marco de día nacional de esta profesión, el Hospital Regional de Rancagua destaca las funciones asociadas al servicio social que beneficia tanto a pacientes como al personal de la salud.

 

Rancagua, jueves 11 de noviembre.- Los efectos colaterales registrados durante la pandemia del COVID-19 implican un verdadero desgaste físico y emocional para las personas. De ahí que el Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO), fortaleció el equipo de trabajadores sociales a cargo de apoyar, gestionar y resolver los diferentes requerimientos de la comunidad.

 

“Nuestro rol en pandemia ha sido múltiple porque efectivamente la sociedad es dinámica. se han generado hartos cambios y transformaciones a raíz de esta catástrofe sanitaria”, sostuvo la trabajadora social del departamento de Calidad de Vida Laboral del HRLBO, Rocío Arteche.

 

En ese contexto, el principal centro de salud en O’Higgins, aumentó el número de trabajadores sociales, permitiendo la ejecución de mayores acciones en beneficio de los pacientes y sus familias, pero también de los funcionarios de la salud. “el trabajo está orientado en poder brindar apoyo, contener, gestionar, monitorear la situación de salud de los trabajadores a través de la prevención, protección y acompañamiento y también desde la rehabilitación de los funcionarios y funcionarias afectadas” aseguró Arteche.

 

Respecto al trabajo social con los enfermos, los profesionales hacen foco en diferentes aspectos como “video llamadas en periodos complejos de pandemia, para que nuestros pacientes puedan estar en contacto y más cerca de sus familiares”, cuenta Deisy Cariz, trabajadora social del departamento Participación y Satisfacción Usuaria del Hospital Regional Rancagua, quien también resalta “las gestiones que se realizan para los pacientes con sus bonos, pensiones, etc. Además, permitir la confección de una carta de compromiso que permitiera al tutor contar con información diaria del estado de salud de nuestro paciente. Estas acciones mantienen en el eje central a los pacientes y sus familias”.

 

En el marco del Día Nacional del Trabajador Social, el HRLBO destaca la importancia de profesionales, los cuales fomentan la articulación de redes, permitiendo la activación de recursos que pueda satisfacer las necesidades de las personas. “Es sumamente relevante contar con trabajadores sociales porque orientan su labor para transformar espacios y brindar dignidad a los funcionarios y funcionarias. Nuestra labor es ser garantes de derecho, fomentar cambios y además fomentar a que los trabajadores pueden ser agentes activos de sus propias transformaciones” señaló Rocío Arteche.

 

“Yo creo que somos un equipo bien importante porque además de dar contención y apoyo a las familias, uno entrega todo tipo de orientaciones, acompañamiento en los momentos difíciles cuando las personas están en un momento de salud crítico. Siempre estamos nosotros, empatizando al 100% con nuestros pacientes y sus seres queridos”, concluyó Daisy Cariz.