• La idea que convoca a mujeres embarazadas desde las 33 semanas de gestación busca que conozcan las unidades dispuestas para atender sus partos y se incentiven a que el nacimiento de sus hijos se desarrolle en el hospital, que cuenta con infraestructura y tecnologías a todo evento.

 

Rancagua, 08 de noviembre de 2021.- Las visitas guiadas por el área de maternidad en el Hospital Regional del Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO) ya venían suscitándose físicamente con éxito, pero llegada la pandemia por covid-19, asumieron el desafío de reinventarse, continuando de forma virtual. Con lo anterior, los objetivos que han movido a esta iniciativa -que promedia los 170 partos mensuales, incentivados por la serie de talleres prenatales contenidos en el proyecto-, se centran en que las futuras madres conozcan cada unidad del Servicio de Gineco Obstetricia del establecimiento, confíen en los profesionales y elijan vivir la experiencia de dar a luz en el recinto, como señala Luisa Saavedra, matrona de Chile Crece Contigo del Hospital Regional.

 

“Queremos que las futuras mamitas evalúen la posibilidad de tener a sus bebés aquí. Y es que es muy simple, somos un hospital base, contamos con tecnología, infraestructura y experiencia para atender no sólo los partos, sino cada imprevisto que pueda surgir, situaciones como cesáreas de emergencias, o cuando el recién nacido requiere ser hospitalizado, recursos que muchas veces no están disponibles en clínicas particulares de la región”, expresó la profesional.

 

El llamado a participar de estas instancias, es a través de los equipos de Chile Crece Contigo de los distintos Cesfam, quienes comunican a las gestantes que cursan 33 o más semanas de embarazo y en sus controles, cuáles son los horarios y fechas de los talleres para que puedan asistir. “Haciendo caso de los protocolos propios de la emergencia sanitaria, nos reunimos en el auditorio del hospital y hacemos un recorrido en video por cada uno de los lugares que podrían ser de requerimiento, como son pabellón, UPI, embarazo Patológico, Neonatología, entre otros. En el trascurso vamos resolviendo también las dudas que surjan de las asistentes, las cuales pueden venir junto a un acompañante”, indica Saavedra.

 

Sobre el acompañante Luisa Saavedra resalta, “es importante que sea aquella persona significativa que participe posteriormente del proceso de parto o puerperio, ya que durante el taller se abordan situaciones ficticias que pueden suceder y que precisan que el acompañante conozca, se le informa también cada uno de los procedimientos que se adoptan en virtud de la madre e hijo y cuáles son los trámites que se deben efectuar en Registro Civil por ejemplo”.

 

Enfatizando el llamado a que las futuras madres se acerquen y prefieran al centro asistencial público para el momento del parto,  la matrona del Hospital Regional Rancagua, destaca la importancia que tienen estas iniciativas, que no se ven en el mundo de la salud privada, siendo un elemento que promueve la desestigmatización del servicio público en este ámbito de la salud, exponiendo la calidad de un servicio de excelencia, humanizado, basado en el buen trato al usuario, con competencias, profesionales y equipamiento suficientes para asistir debidamente, que incluye facilitadores intérpretes para pacientes haitianas desde la visita y hasta el postparto.