• Se trata de plataforma web “Sáltala” que optimizará tiempo y calidad de atención de los usuarios.

 

Rancagua, martes 14 de septiembre de 2021.- La necesidad de mejorar y humanizar la atención de los usuarios del Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO), en virtud de la emergencia sanitaria, hizo que la Unidad de Farmacia del centro de salud liderara el hito que viene a optimizar – con tecnología digital- la calidad del servicio en la entrega de medicamentos, permitiendo su oportuna programación y despacho.

En ese contexto, desde el lunes 13 de septiembre, las funcionarias de farmacia ambulatoria del centro de salud, iniciaron la implementación del retiro programado de medicamentos en la atención presencial del paciente. “La tecnología nos permite disminuir los tiempos de espera para los pacientes y mejorar con ello la atención”, sostuvo Aurora Palominos, jefa del Servicio de Farmacia del HRLBO.

Importante es recordar que, además, los usuarios pueden agendar el retiro de sus fármacos ingresando a plataforma web “Sáltala” (hrr.saltala.com) desde sus celulares o computadores, permitiendo que el usuario programe el día y hora en que recogerá sus remedios. Para ello, se requiere datos del paciente y esperar dos emails informativos en respuesta, el primero dando cuenta del agendamiento y el segundo confirmando el retiro de acuerdo a stock.

“Antes el paciente debía esperar cerca de dos horas por la entrega de sus remedios, ahora en veinte a treinta minutos tendrá sus medicamentos gracias a la nueva modalidad que llegó para quedarse”, aseguró Palominos.

Con lo anterior, la profesional enfatiza en la tercera edad, resaltando que “Sáltala, permite, adicionalmente, solicitar el despacho a domicilio, para pacientes que superan los 68 años y son de Rancagua”, advirtiendo que, para quienes no tienen acceso a internet, trabajan en un catastro que se actualizará mediante la atención presencial de los pacientes.

Excepciones a la medida:

La herramienta virtual se aplica a toda la región, involucrando a los pacientes crónicos y otros usuarios de las farmacias ambulatorias, quienes deberán programar el retiro, pedir despacho a domicilio de las medicinas requeridas o gestionar la coordinación territorial de las mismas, fomentando el envío de los fármacos a otras comunas de la región.

Sin embargo, la iniciativa tiene excepciones, como explica Romina Trujillo, encargada de farmacia de atención abierta. “Los pacientes que pertenecen a los distintos COSAM (Centro Comunitario de Salud Mental Familiar) son categorizados con morbilidad, por lo que no pueden programar el retiro de fármacos, porque sus recetas son emitidas y ajustadas en forma mensual junto a sus controles”. En esa misma línea, Trujillo precisa que “es el centro de atención el que solicita, con receta, el tratamiento del paciente a nuestra farmacia del hospital y ellos entregan los medicamentos al usuario en su control”.

Finalmente, Carla Muñoz, encargada de Farmacia de atención abierta del HRLBO, añade que los pacientes de Policlínico TACO, que reciben tratamiento anticoagulante, “al igual que los pertenecientes a COSAM, deben practicarse exámenes sanguíneos con frecuencia y ajustar las dosis de remedios”.