• Servicios de Pediatría del establecimiento sorprendió a sus pacientes con iniciativas de entretenimiento que permitieron hacer de su fin de semana un momento agradable pese a su condición de salud.

 

Rancagua, viernes 6 de agosto 2021.- Enfermarse y permanecer hospitalizado es un desagrado para cualquiera, más aún si el paciente es un niño. Y es que para nadie es buena noticia tener que pasar unos días en un centro asistencial, sin embargo, cuando el equipo de salud es preocupado, humano y cercano; la historia puede ser diferente.

 

Así ocurrió en el Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO) que, durante este fin de semana, el personal de salud del Servicio de Pediatría junto a el Departamento de Participación Usuaria y altruistas que velan por el bien de los enfermos desarrollaron múltiples actividades de entretenimiento para alegrar a los pacientes por el “Día del Niño”.

 

“Es muy difícil tener a un hijo hospitalizado. A mí me ha pasado y es terrible. Entonces, hacer estas actividades para regalar alegría a nuestros pacientes hace muy bien. Desde el punto de vista psicológico lo niños se alegran y nosotros como funcionarios también”, sostuvo la jefa del Servicio de Pediatría, Dra. Lucía Álamo

 

En ese contexto, este año se realizaron actividades como “los disfraces de médicos becados, tuvimos el gran apoyo de los voluntariados, también nos acompañaron los voluntariados de acompañamiento espiritual, el solidario gesto del club O’Higgins y el lunes contaremos con la fundación Ronald McDonald y al Aula Hospitalaria. Es decir, se organizaron una serie de actividades para contribuir en la atención humanizada de nuestros pacientes”, indicó Elisabeth Moreno, jefa del Departamento de Satisfacción Usuaria del HRLBO.  

 

Para Rosa Fuentes, madre de un menor de 11 años, este tipo de iniciativas son muy positivas ya que “mi hijo está muy contento, ha sido como estar en casa, así bien cercano. El personal ha sido muy humano y nunca esperé que mi hijo se vaya de alta con regalos”.  En tanto, Rita Donoso, madre de Chris, cuenta que “ver a mi hijo que está sonriendo es impagable. Después de tanto dolor, de tantos días que estuvo sufriendo, esto es algo que no tiene precio”.

 

El Club Deportivo O’Higgins también dijo presente con la entrega de pelotas de fútbol. “El propósito de esta iniciativa conjunta entre O'Higgins, Monticello y el Hospital Regional de Rancagua fue entregar alegría, compañía y apoyo, a los niñas y niños que están pasando por un momento complicado de salud. Es emocionante ver cómo sencillos gestos dibujan una sonrisa y alegran el día para los más pequeños en su día", aseguró el Gerente de Comunicaciones de O’Higgins FC, Paul Van Treek.

 

Finalmente, la Dra. Álamos, señaló que “estamos muy agradecidos con todos. Hace muy poco estaban suspendidas estas actividades, sin embargo, ahora en el actual escenario de la pandemia, que nos permitan volver a tener estas alegrías hace muy bien para el alma”.