• La Cirugía de Estimulación Cerebral Profunda instala un dispositivo subcutáneo en el cerebro del paciente, que permite disminuir la sintomatología y así mejorar la calidad de vida de las personas que padecen esta enfermedad.

 

Rancagua, martes 2 de febrero del 2021.- Como “volver a nacer”, calificó el paciente Juan Pablo Vásquez el cambio que le provocó la Cirugía de Estimulación Cerebral Profunda realizada por el Equipo de Neurología del Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins (HRLBO), la primera de este tipo que ejecuta el principal establecimiento de salud de la región.

De acuerdo a la coordinadora del Equipo de Neurología del HRLBO, Dra. María Consuelo Burgos, la Cirugía de Estimulación Cerebral Profunda es un procedimiento quirúrgico paliativo en que se instala un dispositivo que funciona con electricidad, conectada a una batería subcutánea, que permite disminuir la sintomatología de pacientes con párkinson y tener menos fluctuaciones motoras (temblores). Todo esto con el objetivo de mejorar la calidad de vida del paciente.

Para el jefe del Servicio de Neurocirugía del HRLBO, e integrante del equipo de operación, Dr. Franco Ravera, esta operación “consiste en la implantación de estimuladores cerebrales profundos, que dan estímulos eléctricos en zonas específicas del cerebro, con lo que se logran los efectos motores deseados. Se hace a través de un sistema de guía de neuronavegación, o estereotaxia, para llegar al globo pálido medial, que es donde queremos insertar los electrodos. Es una cirugía vigil (con paciente despierto) porque es fundamental ver la respuesta clínica real del paciente”.

Una vez realizada la intervención quirúrgica, el paciente tuvo que esperar unas semanas para que el dispositivo subcutáneo fuese encendido. “Juan Pablo (paciente) ha evolucionado de forma favorable. Es la primera vez que operamos en el hospital a un paciente con párkinson, con esta técnica. No hubo complicaciones, y al encender el aparato y regular los niveles los cambios fueron notables, impresionantes. Tanto él como su esposa estaban muy emocionados. Ahora viene el proceso de regular el cambio farmacológico”, aseguró la neuróloga, doctora Brugos.  

“Uno vuelve a nacer. Antes de la operación no podía caminar bien, se me caían las cosas de la mano, no tenía fuerza, las piernas me pesaban mucho; ahora ando como nuevo. Mi familia está feliz, de todo Chile han venido a verme. Estoy muy feliz y muchas gracias a todos lo que hicieron posible esto”, indicó emocionado, Juan Pablo Vásquez (50), habitante de Pampa de Idahue en la comuna de Coltauco.

El proyecto que permitió operar a Juan Pablo Vásquez, comenzó el año 2018 gracias a fondos entregados por el Gobierno Regional y Fonasa. Hasta el momento van 18 beneficiados de la Región de O´Higgins, 17 de ellos fueron operados en el Hospital San Borja y el último en el Hospital Regional. Para poder acceder a este procedimiento los pacientes deben cumplir una serie de requisitos en base a criterios ya estipulados.  

“Estos proyectos fueron financiados por el Gobierno Regional y Fonasa, y el primer de ellos fue un convenio entre el Hospital Regional y el Hospital San Borja, con el apoyo del equipo de la Clínica Dávila. Agradecemos a todos ellos y esperamos seguir teniendo los recursos para mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes de la región”, concluyó la neuróloga especialista en párkinson, Dra. María Consuelo Burgos.