· Chile tiene una nueva ley de procuramiento que indica que todos los mayores de 18 años son automáticamente donantes, y los que no quieran, se tienen que inscribir en el registro de no donantes.

 Rancagua, miércoles 9 de diciembre del 2020.- El 12 de septiembre del presente año entró en funcionamiento la modificación a la Ley 21.145 de Donación de Órganos y Tejidos, que hace énfasis en el respeto a la decisión de cada individuo de donar. Desde aquella fecha, todas las personas que no quieran ser donantes deben inscribirse en el Registro Nacional de No Donantes en el Registro Civil. Los que sí quieran, no deben hacer trámite alguno, ya que al cumplir 18 quedan automáticamente inscritos.

De acuerdo a lo señalado por la jefa (s) de la Unidad de Procuramiento de Órganos y Estudio de Trasplantes del Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins (HRLBO), Katherine Vargas, debido a los efectos que ha provocado la pandemia del coronavirus el hospital bajó de 12 procuramientos del 2019, a seis que van en la actualidad, por lo que el panorama de trasplante de órganos a nivel nacional es preocupante.

Por todo esto, la Unidad de Procuramiento hace un llamado a respetar la decisión de donar, ya que con este generoso acto de amor se pueden salvar hasta siete vidas.

Y, ¿cómo funciona un procuramiento? “Lo primero es la detección del posible donante en los hospitales, que son los que tienen daño irreversible en su cerebro, y que a pesar de recibir un tratamiento médico para su manejo, fallece. Si la persona es donante, y su familia ratifica la condición, se continúa con el proceso. Si está inscrito como no donante, no se hace nada más. En los casos de los menores de 18 años los padres o tutores legales deben autorizar la donación”, explicó la enfermera Katherine Vargas.

Cabe destacar que existen algunos mitos que son aclarados por el Ministerio de Salud: primero, los equipos de salud realizan siempre todos los esfuerzos por salvar al paciente, sin importar su condición de donante o no donante; la lista no favorece a personas influyentes del país; y en Chile no existe tráfico de órganos o negocios lucrativos con ellos.

“Sabemos que ha sido un año complejo, en que hemos perdidos seres queridos sin previo aviso. La Unidad de Procuramiento les envía un cariñoso saludo lleno de amor y esperanza para este año 2021, recordando que la donación de órganos y tejidos es un acto de amor, solidaridad, que cambia la vida de una persona y una familia que por años espera el tan anhelado llamando”, concluyó Katherine Vargas.