• Con el objetivo de apoyar y fortalecer el plan de complejización de camas de los diferentes centros de salud del país, una comitiva de expertos desarrolló una visita en UCI y UTI del principal centro de salud de O’Higgins.

 

Rancagua, miércoles 3 de noviembre 2020.- En el punto más álgido de la pandemia del Covid-19, el Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO) alcanzó una ocupación del 94% en la Unidad de Paciente Crítico (UPC). En la práctica, la dirección del establecimiento gestionó un plan de complejización de camas que permitió triplicar de 20 a 66 unidades UCI, permitiendo que el establecimiento respondiera a los requerimientos de la emergencia sanitaria y, en consecuencia, que todos sus pacientes recibieran asistencia médica multidisciplinaria.

 

Actualmente, pese a que las cifras informadas en el balance COVID-19 del Ministerio de Salud dan cuenta de una disminución de los casos, la División de Gestión de Redes Asistencial (DIGERA) igualmente permanece enfocada en la complejización de las camas UCI – UTI de los distintos centros de salud del país, entendiendo que en algún minuto el escenario sanitario podría cambiar.

 

“Efectivamente, estamos haciendo unas visitas de acompañamiento a distintos establecimientos de la red asistencial del país junto con sus direcciones de servicio. El objetivo de esto es revisar cuál es el estado situación de los hospitales de alta complejidad y sus camas críticas”, sostuvo el jefe de la DIGERA, Dr. José Luis Novoa.

 

El equipo especializado recorrió las instalaciones del recinto conociendo la realidad del HRLBO que actualmente cuenta con 40 camas UCI, mientras que en el país “nuestro plan de complejización contempla 3 mil camas UPC entre UCI y UTI, y la idea es ir buscando la complejización o descomplejización en función de la demanda epidemiológica que vayamos teniendo tanto con covid, como con los pacientes no covid”, aseguró el Dr. Novoa.  

 

El plan es evitar que una posible segunda ola del coronavirus pueda colapsar los recintos asistenciales, y para esos efectos, se levanta información que en el momento más complejo será fundamental para la toma de decisiones. “Este tipo de visitas son muy importantes dado que el equipo de DIGERA y la Subsecretaría de Redes Asistenciales tiene una relación muy estrecha con nosotros. Estos encuentros nos ayudan mucho para resolver algunos indicadores, coordinar el número total de camas que tendremos para el año 2021 y para gestionar todo tipo de planes que nos puedan ayudar a la atención de nuestros pacientes”, concluyó el director del Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins, Dr. Fernando Millard.