La Organización Mundial de la Salud celebra este 5 de mayo el “Dia Internacional del Lavado de Manos”, y cuya campaña tiene como lema “Está en sus manos prevenir la septicemia en la atención sanitaria”.

Es por ello que el equipo de profesionales de la Unidad de Infectología y del Programa de Control de infecciones, recorrieron los diferentes Servicios Clínicos y Unidades de apoyo del Hospital Regional Libertador Bernardo O”higgins (HRLBO), para celebrar este día considerando que la higiene de las manos en la atención sanitaria ha salvado a millones de personas en el mundo.

El director del HRLBO, Dr. Sergio Zamorano, señaló que “si cada uno de nosotros tomáramos la conciencia que lavarnos las manos es más efectivo que un antibiótico, nos ayudaría a disminuir la enfermedad y la  mortalidad por infecciones de trasmisión directa, yo insto a todos los funcionarios a crear una cultura en su hogar, en su entorno y en el trabajo a lavarnos las manos, para salvar vidas”, concluyó el director del establecimiento

El lavado de manos en los hospitales como medida fue incorporado por Ignac Semelwweis en el año 1847 en pleno apogeo de la fiebre puerperal, logrando disminuir de manera importante la mortalidad de las pacientes puerpéreas.

La Dra. Sonia Correa, médico microbiólogo y encargada del Programa de Control de Infecciones señaló que “La Organización Mundial de la Salud, ha organizado este día para celebrar y dar énfasis al lavado de manos como una medida especialmente importante para prevenir infecciones, salva vidas, previene las infecciones graves como la septicemia y no solamente en los hospitales donde obviamente tenemos un mayor número de contacto con microorganismos, sino que también en las casas, el lavado de manos indicó la profesional de infectología, debe abarcar los dedos y manos hasta las muñecas, deben ser secadas con una toalla de papel, evitando también transmitir bacterias al cocinar o cuidar enfermos.

En esta ocasión se realizó una aplicación de fluorescencia y con un equipo de bioluminiscencia  donde se pudo apreciar la materia orgánica que se encuentra en las manos tanto en tejidos vivos como en tejidos no vivos, además se hicieron preguntas a los funcionarios relativos al tema.  

Por su parte la Enfermera Natalia Marambio, miembro del programa de control de infecciones del HRLBO, manifestó que “el lavado de manos es una práctica que acunamos desde nuestra más tierna infancia, y no sentíamos la importancia que podía tener, ahora en el ámbito hospitalario cobra aún mayor importancia pues es una de las prácticas más costo efectivas para prevenir infecciones asociadas a la atención en salud, y prevenir esas infecciones, significa prevenir muertes.” concluyó la enfermera.

Además, con el equipo de bioluminiscencia se pudo apreciar la real contaminación de bacterias en los teléfonos celulares y que no tomamos en cuenta, pudiendo ser un vector importante para las infecciones intrahospitalarias, por lo que se hizo conciencia a través de esta técnica., concluyo la enfermera.

En tanto Pilar Parra, tens de la Unidad de Quimioterapia, señaló que “es lo más importante para evitar las infecciones asociadas a la atención de salud y evitar el contacto entre paciente y paciente, entre otros”, sentenció la tens.

Lamentablemente habiendo pasado 170 años, en los que se ha demostrado fehacientemente el impacto que tiene esta medida en la prevención de infecciones, aún hay personas que dudan de su efectividad.