• La Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital Regional puede atender hasta 100 enfermos de diferentes comunas de la Provincia de Cachapoal.

 

Rancagua, miércoles 2 de septiembre del 2020.- La Unidad de Hospitalización Domiciliaria es una alternativa clínica que brinda el Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins (HRLBO) para que los pacientes puedan continuar el tratamiento en la comodidad de sus hogares, ayudando así a mejorar la calidad de vida sin dejar de lado la atención médica requerida.

Esta unidad comenzó a funcionar en abril del año 2014, atendiendo a 15 pacientes. Con el paso de los años el grupo de profesionales aumentó de cinco a 50 funcionarios, que pueden atender hasta 100 enfermos de diferentes comunas de la Provincia de Cachapoal, todos los días del año.

“Nuestra labor es poder acortar los días de estadía en el hospital, hacer un alta precoz del paciente para que complete el tratamiento desde el domicilio, con antibióticos, con rehabilitación o con cualquier tipo de tratamiento que requiera”, señaló la Dra. Perla Sánchez, jefa de Hospitalización Domiciliaria del HRLBO.

La pandemia del COVID-19 significó que la unidad prestara apoyo a otros servicios clínicos, por lo que parte de su personal fue en ayuda de otros compañeros. “Comenzamos a hacer atenciones en apoyo a otros servicios, como al Policlínico de Anticoagulante, comenzamos a tomar PCR en domicilios para Epidemiología y atendimos a pacientes COVID-19 con el destete de oxígeno, con el trabajo de kinesiología, fonoaudiología, antibióticos, entre otros”, agregó la doctora Sánchez.

El cuidado del personal y de los pacientes ha sido primordial. De acuerdo a la enfermera supervisora de Hospitalización Domiciliaria, Andrea Vargas, “seguimos todos los protocolos que nos indica el Departamento de Calidad, y contamos con el apoyo de las subdirecciones de Medicina y Enfermería. Todos los pacientes los tomamos como sospecha de COVID-19 para la aplicación de EPP. Hemos tenido una buena acogida en cuanto a las medidas de seguridad de parte de los pacientes”.    

Además del cuidado que realizan los médicos, enfermeros, kinesiólogos, fonoaudiólogos y tens a los pacientes hospitalizados, importante ha sido el trabajo con los enfermos terminales, agónicos y preagónicos. “Desde el año pasado hemos incluido en la cartera de servicios el apoyo al ‘final de la vida’. La Unidad de Cuidados Paliativos nos capacitó para poder darles apoyo. Les ayudamos a mejorar su calidad de vida en ese proceso. Los pacientes y familiares lo han aceptado muy bien”, aseguró la Dra. Sánchez.

Todo este trabajo ha registrado muy buenos resultados para el Hospital Regional. “Desde que partimos, más del 90 por ciento de los usuarios han tenido una muy buena aceptación. Se les va a ver por lo menos una vez al día, así que ven a diversos profesionales, lo que les da una tranquilidad de estar bien atendidos”, concluyó la jefa de Hospitalización Domiciliaria.