• Debido a la pandemia del COVID-19, y la necesidad de cuidar a pacientes y funcionarios, no se realizarán celebraciones para reconocer el importante trabajo de estos profesionales.

 

Rancagua, lunes 31 de agosto del 2020.- Como una forma de profesionalizar la atención de la salud sexual y la reproducción de las habitantes del país, el año 1834 se funda en la Universidad de Chile la primera Escuela de Obstetricia. Para reconocer a todas las matronas y matrones del país, el año 1962 de publica en el Diario Oficial que cada 31 de agosto se conmemore el Día de la Matrona y el Matrón de Chile.

Pero este 2020 es un año especial. Es por ello que las matronas y matrones del Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins (HRLBO) no realizarán celebraciones, solo se dedicarán a cuidar a sus pacientes y seguir las medidas de seguridad.

“Es una fecha importante para nosotros. El 31 agosto conmemoramos a las matronas y matrones de Chile, y este año se cumplen 186 años desde que existe la carrera en Chile. El 2020 ha sido un periodo bastante ajetreado por el COVID-19. Han sido días estresantes, con protocolos nuevos, porque nadie estaba preparado para enfrentar una pandemia como ésta”, señaló el subdirector de Matronería, Franco Pérez.

A pesar de ello, el enfoque de los servicios de matronería en contingencia ha sido siempre “la satisfacción de nuestras usuarias (…) De una atención integral para las madres hospitalizadas, nuestras pacientes ginecológicas, los recién nacidos y la familia en general, entregando una atención oportuna y de calidad para el bienestar de nuestros pacientes y usuarios”, indicó el matrón.

Uno de los objetivos durante esta contingencia sanitaria ha sido la lactancia materna, que como se ha dicho no transmite el coronavirus. “La lactancia materna, con el respectivo cuidado del uso de mascarillas y lavado de manos, tiene una importancia muy grande en el vínculo emocional de la madre y el bebé. Ellos llegan a un ambiente inhóspito, desconocido, y la puérpera (madre) produce lo que el bebé necesita; el cuerpo sabio de la madre reconoce las necesidades de su hijo. Nosotros somos los únicos mamíferos que dependemos totalmente de la madre. Además, la lactancia es un ejercicio físico para la mujer”, aseguró la matrona María Fernanda Andrade. 

“Las matronas y matrones han acompañado a las mujeres y familias del país, no solo en la parte reproductiva, también en la salud sexual y cuidado del recién nacido. Creemos que las matronas y matrones cumplen un papel importante dentro de la sociedad. Entregamos un saludo afectuoso a todas y todos los profesionales de este importante sector de salud”, concluyó el subdirector (s) de Matronería, Franco Pérez.