Durante la jornada de este jueves se reunió el Intendente de la Región de O’Higgins, Juan Manuel Masferrer; la Directora (s) del Servicio de Salud, Eliana Díaz, y las directivas regionales de los gremios de la salud, FENATS y ARCHOSA, para rendir homenaje a 55 funcionarios que se acogieron a retiro durante el primer semestre del 2018.

 

Aunque se trata de un merecido descanso, dejar de trabajar después de 30, 40 o hasta 50 años de servicio no es una transición fácil, y justamente este proceso ha sido vivido en carne propia por medio centenar de funcionarios del Servicio de Salud O’Higgins que durante el 2017 participaron de distintos talleres, recibiendo la contención y asesoría necesarias para llegar sin temores a enfrentar esta nueva etapa de sus vidas. El acompañamiento a los funcionarios estuvo a cargo del Departamento de Calidad de Vida, desde donde se entregó la más clara, veraz y completa información respecto al trámite de pensión de vejez, de acuerdo a la realidad individual y familiar de cada funcionario.

Durante la ceremonia, el Intendente Juan Manuel Masferrer destacó que "hoy no solo es un día especial para los 55 funcionarios que se acogen a retiro en el Servicio de Salud de O'Higgins, sino que es un día donde debemos felicitarlos doblemente por el momento que viven, por el futuro que compartirán con sus seres queridos, y en especial, por los años y cariño dedicados a sus quehaceres en la salud pública de nuestra región. Ustedes son el ejemplo del trabajo bien hecho y del esfuerzo que debemos dedicar porque si hacemos bien la pega, estamos no solo cumpliendo con nuestro deber, sino contribuyendo a una mejor calidad de vida de todos los chilenos y en especial de los que son nuestros usuarios de la salud pública".

Sin duda que la jornada estuvo marcada por fuertes emociones, un grado de tristeza debido a la despedida, pero gran alegría por haber cumplido con un larga etapa de la vida, así lo manifestó la Enfermera Mirta Rojas Bustamante, que se desempeñó por 41 años en el Hospital de San Fernando, afirmando que la ceremonia “va con lo que uno siempre espera, algún reconocimiento lindo que nos guste y nos alegre”. Respecto de sus planes futuros, la ex funcionaria aseguró no tener proyectos en mente, “solo vivir en el día a día lo más cómoda y contenta posible, estoy proyectando hacer cosas que antes no podía hacer por falta de tiempo, lo voy a pasar con mi hijas, tengo una en Quellón y otra en Santiago, así que me dividiré para pasar también con ellas” concluyó visiblemente emocionada.

 “Estas ceremonias generalmente traen sentimientos encontrados, porque  la verdad es que despedir a funcionarios que han dejado una vida en los establecimientos para los cuales trabajaron, evoca sentimientos de tristeza pero a la vez alegría por el hecho de que inician una nueva etapa, tal como lo dijo el Intendente, “para lo que ellos deseen hacer”, expresó Fabio López Aguilera, Director Hospital de Rengo, quien además aseguró que los ahora ex funcionarios inician una etapa “no solamente para ir a descansar, sino que para destinar el tiempo que muchas veces dedicaron de lleno a su trabajo, a su familia, que muchas veces no me cabe ninguna duda, los dejaron de lado por cumplir con su deber en emergencias, en turnos extra. Es un merecido reconocimiento que se le hace a los funcionarios que se acogen a retiro, para ellos un saludo, desearles lo mejor, en esta nueva etapa que será la mejor de sus vidas”.

 Para la Directora (s) del Servicio de Salud O’Higgins, Eliana Díaz Ubilla “este es un momento muy, muy gratificante, emocionante, uno sabe lo que significa estar dando gran parte de su vida al servicio público. Ver hoy a estos compañeros de trabajo que están tan optimistas, tan contentos y felices de haber cerrado un ciclo en la vida, me deja muy satisfecha y contenta por ellos. Dios quiera que les vaya muy bien y que empiecen una vida sólo de disfrutar”.

 Cabe destacar que todos quienes permanecen en el ejercicio de sus labores en el Servicio de Salud continuarán la senda que han trazado estos 55 ex funcionarios, siguiendo su ejemplo de amor al trabajo bien hecho, fortaleciendo día a día las condiciones de acceso, oportunidad y calidad en la atención de Salud Pública.