• Una paciente con leucemia mieloide aguda fue sometida al tratamiento de leucoféresis en el Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins. Actualmente, la mujer se encuentra en buen estado de salud con conteo normal de glóbulos blancos.

     

    La aféresis es un procedimiento extracorpóreo que tiene como fin depurar las células sanguíneas a través de un flujo que entra y sale del sistema circulatorio. De forma similar a la diálisis, pero sin filtros, la aféresis usa la centrifugación para separar por densidad específica a la célula, y así diferenciar por gravedad a los glóbulos rojos, glóbulos blancos, las plaquetas y el plasma. Las enfermedades que pueden ser tratadas por este procedimiento son muchas, en áreas como la neurología, nefrología, oncología, hematología, entre otras. Una de las patologías beneficiadas por la aféresis es la leucemia.

    La paciente Ana María Faúndez, de San Fernando, en noviembre de 2019 fue diagnosticada con una leucemia mieloide aguda y un conteo de glóbulos blancos extremadamente alto, que obligó a los especialistas a indicar su hospitalización inmediata en el Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins (HRLBO). Debido a ello, y tras permanecer en riesgo vital, se indicó rápidamente la acción del equipo de aféresis para extraer el exceso de leucocitos (glóbulos blancos), a través de la leucoféresis.

    “La señora Anita ingresó al hospital con un recuento de leucocitos de 499 mil, cuando lo normal es entre 10 y 12 mil; su sangre estaba tan espesa que tenía dificultades para respirar (falta de glóbulos rojos). A ella le disminuimos la cantidad de leucocitos a través de tres leucoféresis, ya que su generación de glóbulos blancos era muy agresiva”, indicó la encargada de aféresis de la Unidad de Medicina Transfusional (UMT) del HRLBO, tecnólogo médico Karen Martínez.

    Por su parte, el hematólogo del Servicio de Oncología, Dr. Carlos Flores, indicó que este tipo de pacientes tiene conteo de glóbulos blancos muy altos, y que muchas veces requiere de este tratamiento de emergencia. “Desde el punto de vista de la terapia del cáncer, es un tratamiento nuevo que ha controlado la leucemia, que es una patología GES, por lo que los pacientes tienen acceso al tratamiento y al control de la enfermedad”, señaló el especialista que además agregó “la paciente se encuentra en buen estado y que gracias a la aféresis en muchos casos la vida es igual a una normal, tal como ocurre con Ana María”.  

    Actualmente, la paciente de leucemia lleva una vida normal, desarrollando actividades cotidianas junto a sus familiares y, además, asiste a los controles preventivos en el servicio de Oncología del HRLBO. “Me ha cambiado mucho la vida. No asimilo bien lo que pasó, pero ya no tengo ese malestar en el estómago, ese sudor y ese cansancio al caminar. Estoy bien, súper bien. El tratamiento me lo hicieron al segundo día de internado. Estoy muy agradecida de las chiquillas (funcionarias de la UMT y Oncología del HRLBO), han sido muy amorosas y preocupadas”, indicó Ana María Faúndez, beneficiada por la aféresis.