• El Servicio de Salud Mental del HRLBO realiza talleres ocupacionales y venta de productos para potenciar las capacidades cognitivas, motoras y sociales.

 

Cuando el bienestar mental de una persona no funciona adecuadamente y provoca problemas en el desarrollo de la vida cotidiana, se habla de un trastorno de salud mental. Para tratar estas patologías, el Hospital Regional del Libertador Bernardo O´Higgins (HRLBO) cuenta con el Servicio de Salud Mental y Psiquiatría que se divide en dos áreas: la abierta, que consta de cuatro centros de salud mental comunitarios (Cosam), dos centros de tratamiento de adicciones (CTA), dos hospitales de día y el Centro Diurno de Rehabilitación Psicosocial; y la cerrada.

Las dos unidades psiquiátricas de atención cerrada del HRLBO se encuentran en el ala norte del establecimiento de salud, y atienden a adolescentes y adultos. Para ello, tienen un equipo multidisciplinario que busca tratar las patologías a través de medicamentos y psicoterapias. Una de las áreas que trabaja en este desarrollo del paciente, es la terapia ocupacional.

De acuerdo a la terapeuta de la Unidad Hospitalaria de Cuidados Intensivos Psiquiátricos Infantojuvenil (UHCIPIJ), Noemí Parra, es muy importante poder desarrollar las capacidades cognitivas, motores y sociales de los menores de edad que padecen alguna patología mental. “Cumplimos la función de estabilizar y establecer diagnósticos de los pacientes. Acá están por un período en que se les busca el fármaco que tenga más efectividad y se trabaja con la familia”, indicó la terapeuta ocupacional de la UHCIPIJ.

Importante para este trabajo es el poder entregar herramientas sociales a los adolescentes y adultos. Para ello, las dos unidades cerradas han creado la Agrupación de Amigos de la Unidad Hospitalaria de Cuidados Intensivos Psiquiátricos, sociedad que les permite desarrollar productos y venderlos, lo que ayuda a los pacientes a desarrollar sus capacidades motoras y sociales. “Para poder tener ingresos necesitamos personalidad jurídica, lo que nos sirve para poder vender, o recibir donaciones; como hospital no podemos recibir regalos. Todo esto nos sirve para comprar materiales y poder seguir haciendo otros talleres”, señaló Noemí Parra

Para Jocelyn Sánchez, terapeuta ocupacional de la Unidad Hospitalaria de Cuidados Intensivos Psiquiátricos Adultos (UHCIPA) “acá se trabaja de manera integral con los pacientes, a través de un equipo multidisciplinario, con actividades de la vida diaria básica y de la vida diaria instrumental, que es cuando venden los productos que ellos mismos hacen”, además, señaló que todo esto se hace “con la idea que el usuario pueda salir de su psicosis y logre estar fuera de ese pensamiento”.

La Unidad Hospitalaria de Cuidados Intensivos Psiquiátricos atiende de forma cerrada a un máximo de 12 adolescentes (UHCIPIJ de entre 10 y 17 años) y 24 adultos (UHCIPA) de la Región de O´Higgins, que padecen trastornos como esquizofrenia, bipolaridad, depresiones, problemas de consumo de sustancias, psicosis, entre otras, por un período que varía entre dos semanas y tres meses, todo con el fin de ayudarles a tener una mejor vida cotidiana.