• La unidad cuenta con equipo multidisciplinario de profesionales y tratamientos de cirugía, quimioterapia y radioterapia.

 

Rancagua, lunes 27 de enero.- “Pensé que me iba a encontrar con más dificultades. Para mí ha sido grato darme cuenta que no fue así”, sostuvo Luis Pérez, paciente del Servicio de Oncología del Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO) que actualmente se encuentra culminado un tratamiento de quimioterapia producto de un cáncer de colon, “estoy sorprendido de lo bien que, a mi juicio, ha funcionado el servicio, por lo menos, mientras yo he estado en tratamiento”, aseguró el usuario.

Como Luis, son cientos de personas las que se atienden cada año por diferentes cánceres como mama, colon, gástrico, pulmón, vejiga, próstata, entre otros. “Para enfrentar estos casos, se requiere una atención personalizada, cercana y humana”, dice Betsabé Valenzuela, enfermera de enlace oncológica del HRLBO, quien además agregó que “nosotros somos la puerta de entrada de los pacientes al comité oncológico. Ahí nos encargamos que nuestros pacientes vengan con sus exámenes completos para que no les falte nada al momento de iniciar el tratamiento y así mantener un orden de todos los casos”.

Actualmente, el Servicio de Oncología del HRLBO cuenta con tratamientos de cáncer asociado a cirugía, quimioterapia y radioterapia. Todos, procedimientos invasivos y en los cuales se requiere de un importante proceso de contención. “Es fundamental el trabajo psicológico ya que el paciente dentro de este contexto va a vivir un proceso de adaptación

donde tiene que volver a armar su vida en función de este diagnóstico”, indicó Carolina Frías, sicóloga de oncología en el centro de salud regional.

“La palabra cáncer es fuerte para cualquier persona. Por eso la asistencia emocional y apoyo constante para las familias con el objetivo que ellos enfrenten de la mejor forma un diagnóstico oncológico o hematológico”, añadió la profesional.

Adicionalmente, el equipo multidisciplinario de oncología cuenta con nutricionista para efectos de complementar los complejos tratamientos con una alimentación saludable “y cuando hablo de alimentación saludable no me refiero a dieta, sino que, a una alimentación equilibrada con buen aporte de frutas, de verduras, carnes bajas en grasas y con horarios definidos”, aseguró Trinidad González, nutricionista de la unidad.

Estos apoyos profesionales multidisciplinarios, permiten que los pacientes puedan evolucionar positivamente, tal como Luis Pérez que, a falta de una quimioterapia para terminar el tratamiento, analiza su paso por el Servicio de Oncología del Hospital Regional, “estoy en la octava quimioterapia, la última del proceso. Mes a mes midieron la evolución de la enfermedad y finalmente después de un periodo de tres meses hacen exámenes profundos para definir cuál es el estado y tomar las medidas respectivas. Me he sentido bien y espero que todo salga de la mejor forma”, concluyó el paciente.