• Colegio “Aula Hospitalaria” culminó exitoso año académico 2019.

 

Iniciaron clases en abril de 2019 con dos alumnos que no conocían sobre proyectos educativos en hospitales, y culminaron el año con 17 jóvenes que pudieron dar continuidad a los estudios, terminando sus niveles, mientras recibían tratamiento o permanecían internados en los diferentes servicios clínicos del Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO).

 

“Estoy muy feliz porque mi hijo pasó de curso, me siento muy orgullosa”, señaló Rosa Rojas, madre de un estudiante, el cual además recibió un regalo de navidad. “Estoy feliz, feliz, porque yo en este momento no tenía nada para regalarle a mi hijo, estoy muy agradecida”, aseguró la apoderada.

 

El colegio “Aula Hospitalaria” del HRLBO, imparte clases de pre–básica, básica y media, a jóvenes que decidieron mantener sus estudios pese a permanecer internados en el centro de salud, con hospitalización domiciliaria o en tratamiento clínico. Todo esfuerzo tiene recompensas, y esta vez, fue la entrega del certificado escolar 2019 a la primera generación de alumnos del establecimiento.

 

“Nosotros como hospital desde el primer momento decidimos apoyar este proyecto educativo y lo seguiremos haciendo por siempre. Tenemos la convicción que este tipo de iniciativas ayudan muchísimo en la recuperación de nuestros pacientes, porque les permite continuar con sus estudios, interactuar en una sala de clases con otros jóvenes y participar en diferentes actividades. Sin duda, la escuela hospitalaria es entretenida, los educa y les ayuda olvidar que están en un hospital”, sostuvo el director del HRLBO, Dr. Fernando Millard.

 

Por su parte, Carolina Bahamondes, directora del colegio “Aula Hospitalaria” indicó que “estamos trabajando desde julio en este hospital, fue difícil obtener el reconocimiento por parte del Ministerio de Educación pero lo logramos y ese logro, precisamente, permite que hoy podamos certificar a nuestros estudiantes”.

 

Los docentes de la escuela hospitalaria, agradecieron a cada una de las instituciones como colegios, empresas y voluntarios que generosamente apoyaron esta iniciativa académica, desarrollada en beneficio de los pacientes del Hospital Regional LBO. Al respecto, el profesor jefe de la unidad, Claudio Miranda, señaló que este es un tremendo avance para la educación en la salud pública asegurando que “somos un proyecto totalmente inclusivo” donde además se ayuda “en el ámbito social, tratando de cubrir las diferentes necesidades que tienen nuestros estudiantes. Estamos muy contento por ellos que lograron pasar de curso y con todo el esfuerzo que significa conllevar la adversidad de la enfermedad”.

 

Se espera que el 2020 se doble la matrícula de los alumnos en el colegio hospitalario. Las familias que deseen integrarse al proyecto educativo, deben acercarse por información al aula o solicitar una derivación médica con el doctor del paciente, tal como lo efectuaron estos 17 estudiantes que terminaron el año con distinción y su certificado escolar 2019.