• Hospital Regional LBO se sumó a este proyecto internacional con el reclutamiento de pacientes que padezcan de esta enfermedad.

Estos tumores son la segunda causa de muerte por cáncer de mujeres chilenas, es por ello la preocupación de los investigadores. El objetivo de este consorcio de investigación europeo-latinoamericano, que inició sus trabajos el 01 de diciembre, pretende dilucidar las causas de esta frecuente ocurrencia, identificar los factores de riesgo y mejorar el diagnóstico precoz, junto a la prevención de esta enfermedad.

El Profesor Justo Lorenzo Bermejo, jefe del grupo de Estadística Genética en la Facultad de Medicina de la Universidad de Heidelberg en Alemania, es además el coordinador y portavoz de los 13 socios de instituciones de investigación en Chile, donde participan también Perú, Bolivia, Argentina, Noruega, Inglaterra, Alemania y Francia.

El coordinador del proyecto, Dr. Justo Lorenzo señaló que “el cáncer de vesícula tiene un gran potencial de prevención porque el desarrollo de la enfermedad toma de 20 a 30 años y la extirpación de la vesícula biliar es una medida preventiva relativamente simple”. Además, el especialista agregó que “en Chile esta incertidumbre está combinada con el riesgo alto de padecer esta enfermedad, conduce a una cirugía rápida y a veces innecesaria de los pacientes con cálculos biliares”.

El investigador, además, indicó que “en este proyecto participan 5 universidades chilenas, entre ellas la Universidad de O´Higgins y por supuesto el Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins de Rancagua, en el reclutamiento de pacientes y sumándose al proyecto en concreto”.

Por su parte, el Dr. Héctor Mauricio Almau, cirujano Hepatobiliar del Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins, y encargado del proyecto en este centro asistencial, manifestó que “este es un proyecto multinacional para el estudio y la erradicación del cáncer de vesícula biliar, al cual recientemente nos hemos sumado. En él se pretende estudiar las bases genéticas de este tipo de cáncer y poder estructurar nuevas estrategias de manejo individualizado y de biomarcadores para su diagnóstico precoz”.

Mientras que en las ciudades se realizan demasiadas cirugías, en las zonas rurales la oferta es insuficiente debido a diversos factores, encontrándose que del 1% adicional de ancestría mapuche, el 3% presenta un riesgo de fallecer a causa del cáncer de vesícula biliar.

El Dr. Justo Lorenzo recalcó que “hemos invitado al Ministerio de Salud de Chile a que se sume a nuestro proyecto y el MINSAL se ha comprometido a cedernos datos a nivel nacional. En el marco del Plan Nacional de Cáncer, sería beneficioso además almacenar muestras del proyecto en hospitales chilenos y una integración del proyecto en la próxima Encuesta Nacional de Salud, con un altísimo potencial tanto para la salud biliar como para la prevención de las enfermedades más comunes en Chile”.

El objetivo general de este proyecto es reclutar alrededor de 15.000 pacientes en un plazo de 4 años, realizando una entrevista sociodemográfica, toma de muestras de sangre, heces y orina, con el objetivo de identificar factores de riesgo que permitan optimizar la prevención de esta enfermedad.