• Funcionarias (os) de diferentes servicios clínicos participaron en el curso de actualización de conocimientos.

Con una gran cantidad de funcionarios se desarrolló en el auditorio del Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO), un nuevo curso de actualización clínica de conocimiento en atención cerrada, dirigido a todos los técnicos paramédicos del centro de salud.

El taller fue impartido por diferentes especialistas en temas tan complejos como actualización de RCP avanzada y manejo de vías, reanimación neonatal avanzada, evolución nutricional paciente hospitalizado, entre otras presentaciones de gran importancia para las funcionarias y funcionarios.

El Dr. Juan Pablo González, jefe de urgencia del HRLBO, y expositor en este curso, señaló que “es muy importante el tema de la reanimación del paciente en paro, es lo que cambia el pronóstico de una persona en un 100%, si bien no todos los pacientes pueden reanimarse, pues algunos pueden tener enfermedades muy graves o terminales, hay otros que si pueden sobrevivir y debemos retornarlos de la mejor manera, hoy entregamos conceptos de reflexión , como estimular el pensamiento y la crítica y que podemos hacer para mejorar”.

Por su parte, el Kinesiólogo de la UPC, Miguel Berríos, manifestó que “la idea fundamental era entregar herramientas a los técnicos paramédicos para generar competencias técnicas sobre los procesos de atención en salud en los distintos servicios, osea es algo totalmente transversal y que tiene que ver con atención cerrada a pacientes hospitalizados, y además que puedan conocer las distintas disciplinas profesionales y médicas que interactúan sobre un paciente”.

 

En tanto,  Nicole Moreno, Técnico Paramédico en el servicio de Pabellón y participante de la capacitación, indicó que “estos cursos son muy interesantes y nos sirven mucho, pues estamos actualizadas de todo lo que necesitamos en nuestro trabajo diario y así poder reaccionar bien ante cualquier eventualidad”

La idea general es que los funcionarios se integren de una manera más eficiente, con calidad y mayor participación en el proceso de atención, no sólo desde una mirada del técnico paramédico más antiguo, sino que también sea parte activa del proceso.