• El Servicio de Salud O´Higgins entregó un positivo balance de esta semana XL de Fiestas Patrias. El organismo destacó el comportamiento normal de las atenciones de salud y la respuesta eficaz de la Red Asistencial.

El director del Servicio de Salud O´Higgins, Dr. Fernando Soto, destacó el comportamiento de los dispositivos de salud de la Región. La autoridad entregó un positivo balance en cuanto al número de atenciones de salud, registrándose –incluso- una tendencia a la baja.  “En términos generales, no tuvimos ningún tipo de circunstancia que afectara la seguridad y la calidad en la atención de los pacientes en la Región, ni tampoco respecto a la continuidad operacional de los dispositivos de la red asistencial. Existió un comportamiento habitual, como cualquier fin de semana, con una propensión a la baja. El comportamiento de la red fue óptimo. Creemos que las estrategias preventivas dieron resultado”.

Algo similar indicó el director del Hospital Regional LBO, Dr. Fernando Millard, quien explicó que “las actividades que se desarrollaron dentro del hospital fueron las adecuadas. Estuvimos dentro de los estándares normales, dado a las medidas que nosotros habíamos tomado para preparar el hospital para las eventualidades. Tuvimos camas disponibles todo el tiempo, tanto en los servicios de Medicina, Cirugía, Traumatología y en la UPC, sin problemas”.

Por su parte, la directora de Hospital San Fernando, María José De Witt Troncoso, coincidió en que “a modo de balance, fue un fin de semana largo, tranquilo y sin mayores contratiempos en Hospital. Estábamos preparados pero no se manifestaron eventos de mayor complejidad”.

De igual forma, el director del Hospital de Pichilemu, doctor Francisco Roa,  subrayó que “si bien se mantuvo la cantidad de consultas en el Servicio de Emergencias, no tuvimos accidentes que lamentar. Como hospital estábamos bien preparados con aumento de recursos humanos y equipamiento, pero no tuvimos grandes accidentados, ni hubo un aumento de pacientes críticos en relación al año pasado”.

En relación al Hospital de Rengo, su director Osvaldo Pontigo, manifestó que “el buen balance es fruto de una óptima planificación y el buen desempeño del Comité Operativo de Emergencia (COE), que estuvo permanentemente en modo de espera ante cualquier tipo de situación derivada de accidentes u otro tipo de catástrofes. Asimismo, mantuvimos las 24 horas, todos los días a un encargado de emergencia que estaba pendiente de verificar todos los puntos críticos”.  

Finalmente, el director Hospital Santa Cruz, Dr. Héctor Maldonado, apuntó que “tuvimos demanda como fin de semana pero sin grandes complejidades, manteniendo una buena y coordinada respuesta de todos los equipos, tanto SAMU, emergencia, gestión cama, hospitalización, pabellones y UTI. Esto se logra gracias a una buena planificación previa y coordinación durante todos los días de equipos directivos y personal de turno”.

De esta forma, estos directores al igual que sus colegas de los 15 centros asistenciales destacaron el buen funcionamiento de la red, y valoraron el trabajo preventivo y de coordinación desarrollado, donde sin duda se pasó la prueba de fuego que implicaba una semana XL dedicada a celebrar la patria.