• Adicionalmente, el centro de salud habilitó una sala especial de trauma para el manejo de pacientes politraumatizados producto de accidentes de tránsito o lesiones graves.

Así como las familias chilenas se están preparando para que no les alte nada a la hora de compartir durante estas Fiestas Patrias, el Hospital Regional Libertador Bernardo O’higgins (HRLBO) viene desde agosto preparando un plan que permita fortalecer el Servicio de Urgencia durante este extenso periodo dieciochero.

En ese contexto, la administración del centro de salud se abasteció de todo tipo de insumos para que no se registre escasez de medicamentos u otro tipo de elementos utilizados por los profesionales para estabilizar a los pacientes.

“Hemos revisado todo nuestro arsenal farmacológico y de insumos, estamos con grupo completo de profesionales que permanecerán en los turnos, así que estamos absolutamente preparados para dar la atención que la comunidad requiera”, aseguró el director del HRLBO, Dr. Fernando Millard, quien además agregó que “incluso sí se genera un accidente mayor, con varios lesionados, nosotros podemos potenciar el Servicio de Urgencia con más del doble del personal que trabaja inicialmente. Eso gracias a la reorganización de los servicios clínicos, adicionalmente hay gente que está al llamado, preparada para responder ante una emergencia”.

Respecto al uso adecuado del Servicio de Urgencia, los especialistas hicieron un llamado a utilizar la red asistencial de salud, acudiendo también a los SAR, SAPU O CESFAM, según la gravedad de la patología. “Nosotros atendemos a pacientes de las 33 comunas de la región, por ende son muchas las personas que llegan. Nosotros categorizamos una lista de pacientes del C1 a C5, siendo el 1 y 2 de riesgo vital, y va bajando la gravedad hasta los pacientes 4 y 5 que no tienen riesgo vital”, indicó Isabella Hitschfeld, enfermera del centro de salud regional. Asimismo, la profesional añadió que “nosotros recomendamos a los pacientes que si su patología no es de riesgo vital, asistan a un centro de salud de menor complejidad como SAR, SAPU O consultorio, porque lo más probable es que se solucione su malestar sin necesidad de venir hasta el Hospital Regional y esperar tanto tiempo”.

Las patologías más comunes clasificadas como C4 y C5, ideales para ser atendidas en centro de menor complejidad, son cuadros respiratorios como tos, fiebre, congestión; dolor abdominal difuso, cefalea de mediana intensidad, dolor de oídos, lesiones o cortes menores, contusiones menores. En tanto, las urgencias categorizadas como C1, C2 y C3 más comunes son Accidente Cerebro Vascular (ACV), pacientes con lesiones balísticas, descompensaciones severas, heridas torácicas, Infarto Cardio-Pulmonar, fracturas, hemorragias, personas heridas por accidentes de tránsito, entre otros.

Finalmente, para pacientes politraumatizados se habilitó una sala especial de trauma, con toda la tecnología necesaria para atender “los accidentes, heridos por arma blanca o pacientes que ingresan a urgencia producto de una colisión vehicular y que llegan en riesgo de fallecer. La idea es que tengamos una organización e implementos que especialicen el manejo de este paciente politraumatizado, con la ventaja que los profesionales médicos podrán juntarse en el mismo lugar para tomar decisiones importantes que permitan salvar la vida de la persona”, concluyó el Dr. Juan Pablo González, jefe de Urgencia del Hospital Regional LBO.