Imprimir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La principal causa de muerte en la población chilena está constituida por las enfermedades cardiovasculares como la cardiopatía coronaria y el accidente cerebrovascular. Está científicamente demostrado que mientras más pronto se otorgue tratamiento a los pacientes con estas enfermedades, disminuyen las secuelas y la mortalidad. Es por ello que, en el tratamiento del infarto agudo al miocardio (IAM), tiene vital importancia un procedimiento de cardiología intervencional altamente especializado llamado angioplastía primaria coronaria.

El Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins (HRLBO) implementó recientemente en su Unidad de Hemodinamia la realización de angioplastía coronaria primaria para urgencias las 24 horas del día, los 7 días de la semana; terapia ampliamente estudiada y que actualmente es el “estándar de oro” en el tratamiento de IAM para casos específicos, siendo la primera elección en los primeros 120 minutos posteriores al primer contacto médico-paciente.

El Dr. Javier Willatt H., radiólogo, jefe de la Unidad de Hemodinamia, indica que esta implementación representa un esfuerzo conjunto del Hospital y el Servicio de Salud O’Higgins, tanto de los directivos como las respectivas jefaturas y equipos involucrados, entre los que se incluyen las Unidades de Hemodinamia, Emergencias, Paciente Crítico y Gestión Camas, así como el servicio de Cardiología del HRLBO, además del S.A.M.U. y el Sub-Departamento de Riesgo Vital - Emergencias y Desastres del Servicio de Salud. Se estima que este trabajo conjunto mejorará el pronóstico de estos pacientes en términos de menores tasas de morbilidad y mortalidad, disminuyendo a su vez los tiempos de hospitalización relacionados con estas patologías.

Por su parte, el Dr. Marcio Alvarado P., Cardiólogo intervencional, referente técnico y coordinador de Hemodinamia del HRLBO, señaló “que posterior a la incorporación de los Dres. Byron Sarango y Marco Coello, se formó un Staff de 4 profesionales con formación en Cardiología Intervencional y Cateterismo Cardíaco, capacitados en la realización de procedimientos complejos en cardiopatía coronaria aguda y crónica”.

El facultativo además agrega que “estos médicos completan un excelente equipo profesional, técnico y administrativo que se desenvuelve en procedimientos altamente complejos”.

Para los pacientes que cursan un infarto, las dos primeras horas son claves. Si una persona presenta dolor torácico, debe acudir lo antes posible a un centro de salud donde el médico realizará el diagnóstico y éste, junto al cardiólogo intervencional del HRLBO y personal de SAMU, definirán la mejor y más oportuna estrategia de tratamiento de acuerdo a las condiciones clínicas del paciente y la distancia que se encuentre del HRLBO. De este modo, se intentará siempre otorgar la angioplastia primaria y, en aquellos casos que no sea factible, se iniciará la terapia farmacológica con trombolítico en el lugar donde está el paciente, mientras se coordina el traslado al HRLBO para realizarse posteriormente una coronariografía y, eventualmente, angioplastía si corresponde.

Respecto al infarto agudo al miocardio, el Dr. Alvarado explicó que “la enfermedad coronaria consiste en el estrechamiento (estenosis) progresivo de las arterias del corazón debido a la acumulación de colesterol y grasas (lípidos) en su revestimiento interno, lo que forma una estructura llamada placa aterosclerótica”.

En el caso de la enfermedad coronaria, el principal mecanismo mediante el cual se produce el infarto al miocardio que es la ruptura de esta placa aterosclerótica, lo que favorece la formación de un coágulo que ocluye la arteria coronaria e interrumpe el aporte de sangre a una zona del corazón. Si la obstrucción de la arteria coronaria es completa o la disminución de flujo sanguíneo por la estenosis es severa en las arterias coronarias, se produce destrucción miocárdica o infarto”.

Además, respecto al tratamiento del IAM el especialista recalcó que “la angioplastía primaria es el tratamiento de elección y consiste en un procedimiento mediante el cual, a través de una arteria periférica –como la arteria radial- se accede con instrumental especializado a las arterias del corazón para visualizarlas y luego dilatar las zonas de estenosis, colocándose un stent (malla). La ventaja de esta técnica, es que durante el mismo procedimiento es posible realizar el diagnóstico y su tratamiento, logrando de esta manera disminuir la posibilidad de muerte por esta patología, por lo que mientras más rápido consulte el paciente, se evita que la extensión del daño al corazón sea mayor.”

En la región de O´Higgins, gracias al esfuerzo de autoridades y trabajadores de la salud, hoy se cuenta con una estrategia de tratamiento del IAM donde finalmente se logró implementar la angioplastía coronaria primaria, procedimiento que se encuentra disponible y operativo en modalidad 24/7 en el HRLBO, lo que constituye un hito anhelado que espera cambiar la historia de la región, disminuyendo las tasas de morbilidad y mortalidad por esta patología, mejorando y beneficiando así la salud de nuestros pacientes.