• Escolares involucrados están experimentando el período de la adolescencia temprana.

19 julio 2019.- El Bullying se caracteriza por ser un tipo de violencia en escolares ejercido por los mismos pares. Es de alta prevalencia en el país y hasta un 85% de los estudiantes refieren haberlo sufrido alguna vez, de una u otra forma.

El Sicólogo de la Unidad de hospitalización de corta estadía, o cuidados intensivos en  siquiatría infanto juvenil del Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins, Enrique Orellana, señaló que “como concepto, lo que entendemos es que es un maltrato o un acoso puntualmente que se mantiene o dura más que un tiempo determinado, quizás dure mucho tiempo y generalmente hay un tema jerárquico, es decir, la persona que molesta o maltrata a otro va a ser más grande y puede de todas maneras ser un compañero, pero siempre va a ver una característica”.

El Bullying, genera una incomodidad hacia la persona o víctima, no es como una broma de amigos o un juego, tiene la característica de extenderse por un largo tiempo, generando, hacia la víctima, un malestar y diferencia jerárquica.

El profesional, indica además que “las víctimas también mantienen  sus características, más en su forma de ser, quizás una persona más sumisa, o algún niño con alguna necesidad especial, es mucha la cantidad  de niños y jóvenes que podríamos visualizar, algún trastorno o síndrome o patología de salud mental, como también niños con ciertas vulneraciones en la familia, también pudiesen ser factores de riesgo”.

Generalmente los agresores vienen de familias disfuncionales y en gran medida han sido expuestos a situaciones de violencia o Bullying. Tampoco se les puede dejar de lado, puesto que siempre hay una situación compleja de por medio, y por lo tanto, indican los especialistas, también hay que hacer una intervención con ese niño o adolescente.

En ese contexto, Enrique Orellana, sostiene que “el agresor viene de un contexto violento, donde la familia en la mayoría de los casos se relaciona de esa forma, desde ahí el niño repite conductas, en su casa, televisión, etc, el niño que es violento alguna parte de su círculo va a tener estas características, violencia verbal o abandono emocional, entre otras., el maltratador no es una persona mala, sino que simplemente hubo anteriormente una vulneración de sus derechos”.

Para identificar una víctima de Bullying, los padres deben poner especial atención en síntomas como irritabilidad, bajo deseos de ir al colegio, problemas interpersonales, como también alteraciones anímicas, como falta de sueño; alteraciones en sus ciclos vitales, tales como cambio en sus hábitos alimenticios, entre otros. Es por ello, que se debe dar la confianza necesaria a los hijos y el tiempo suficiente para conversar con ellos y ayudarlos a resolver los problemas que se les puedan presentar en todo ámbito.

El Sicólogo manifiesta además que “lo principal es la educación y el tiempo que debemos dar a nuestros hijos, en relación a que si son víctimas de Bullying deben saber cómo manejar la situación y frustración que se puede producir, enseñarles  a resolver estos problemas puesto que los niños no tienen herramientas como enfrentarlos, por eso es se suma importancia enseñarles que deben hacer cuando uno de sus pares los molesta, además es muy importante saber cómo buscar ayuda a tiempo y no ensimismarse y no hacer nada”.

Este es un  tema muy importante y que causa preocupación no sólo para los padres, sino que también para los niños y adolescentes porque es un nivel de estrés mayor y que puede llevar a que desarrollen sicopatologías o que lleguen a conductas que son dañinas contra sí mismos.