• El virus respiratorio Sincicial (VRS) presenta mayor agresividad en pacientes menores de un año.

 

Las bajas temperaturas que han llegado nuevamente a la zona central del país y han hecho prevalecer las enfermedades respiratorias. En ese sentido, el Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins (HRLBO) está atento a ello y a los efectos que puede provocar en los más pequeños de la comunidad.

En relación al reestreno del virus respiratorio Sincicial (VRS),  el director del HRLBO, Dr. Fernando Millard Martínez, manifestó que “este virus afecta a niños menores de 2 años y especialmente con mayor agresividad en menores de un año. Nuestro hospital se encuentra preparado y trabajando 100 % para enfrentar esta enfermedad, incluso realizando conversión de camas si esto fuera necesario” agregando que “el 100 % de las camas pediátricas se encuentran ocupadas correspondiendo el 59% de ellas a patologías respiratorias de virus sincicial”.

Por su parte, la Doctora Heydi Leiva, jefa del Centro de Responsabilidad Pediátrico del HRLBO señaló que “hemos visto un aumento paulatino del VRS, que se presenta como dicen las mamas respirando cortito, con hundimiento de costillas y el niño se deja de alimentar. Para los pequeños, el sacrificio para nutrirse es demasiado, siendo una verdadera competición el esfuerzo por respirar y alimentarse”.

La Dra. Leiva además indicó que “cuando el virus no es tratado oportunamente aparecen signos de cianosis, es decir los niños presentan los labios morados o simplemente con notorios signos de falta de conciencia, decaído y sin capacidad de conectarse adecuadamente”.

En ese contexto, el Hospital Regional LBO cuenta con dispositivos Cipac de burbujas, un novedoso sistema de ventilación que permite recuperar a los pacientes en menor tiempo y de forma óptima. Esta patología, no se trata con antibióticos ni con otras medidas, por eso se hace imprescindible una buena técnica de oxígeno, administrado con cierto nivel de presión.

En tanto, la Dra. Raquel Carreño, médico coordinador de Urgencia Pediátrica del centro de salud sostuvo que “contamos con un equipo de urgencia que incorpora dos pediatras en turno, un cirujano infantil. Además en campaña de invierno tenemos un médico pediatra de refuerzo en las horas peak de consulta que atiende aproximadamente entre las 15 y 23 horas, contando con camas de observación, terapias respectivas, oxigenoterapia, apoyo ventilatorio no invasivo” añadiendo que “también estamos bien preparados con todo lo que se requiere para la toma de exámenes de laboratorio, imágenes, rayos, esto es ahora un centro de responsabilidad pediátrico”.

Los facultativos del HRLBO llegan a ser majaderos con las recomendaciones, el mayor riesgo de contagio existe en los lugares muy hacinados, como supermercados, centros comerciales, hogares con muchas personas y jardines infantiles. Además, existe mayor probabilidad de infección severa en lactantes expuestos al humo del cigarrillo, ya que disminuye las defensas respiratorias.