• Esta estrategia está inserta en el programa Hospital Amigo y beneficiará a menores de 4 a 17 años

Un nuevo avance se implementará en el Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins (HRLBO), se trata de la estrategia “Aula Hospitalaria” que brindará educación a los pacientes internados, ambulatorios o de hospitalización domiciliaria y que estará habilitada en el tercer piso del recinto de salud, cercano a la UPC.

Claudia Ibáñez, Supervisora del programa “Hospital Amigo” del Servicio de Salud O’higgins, indicó que “las escuelas hospitalarias fortalecen el acercamiento del hospital hacia las familias, consisten en un espacio donde se realiza educación a través de la pedagogía hospitalaria, a todos los niños y adolescentes internados o que lo visitan de forma ambulatoria o con tratamiento domiciliario”.

La escuela hospitalaria, es una realidad gracias a un convenio entre la Fundación Inclusiva y el Hospital Regional LBO. En ese contexto, Carolina Bahamondes, directora de la escuela del centro de salud regional señaló que “la idea de nosotros de tener un colegio dentro de un hospital nace desde el reguardo de educación que tiene los niños y jóvenes en situación de enfermedad, entre 4 a 17 años y fracción, en un espacio asignado por el hospital o también domiciliaria y en las unidades donde se encuentren internados”.

El proyecto Aula Hospitalaria, funciona exactamente igual a un colegio regular, los profesores dan apoyo pedagógico a los pacientes mientras están en situación de enfermedad, transitoria y compensatoria. La idea es que, cuando vuelvan a reinsertarse a sus escuelas, colegios o liceos, no tengan rezago escolar.

El colegio subvencionado del Hospital Regional, es administrado por la “Fundación Inclusiva”, quien vela por el funcionamiento de la escuela y sus alumnos, con educación pre básica, básica y media, indistintamente de las edades de los estudiantes.

El proyecto educativo, cuenta con la misma malla curricular que tiene un colegio de origen o regular, pudiendo flexibilizar su programa y los horarios, entendiendo la condición de los jóvenes. Además, está asociado al sistema de apoyo pedagógico psicoeducativo, desde lo social y lo emocional, de ahí nace la risoterapia y la psicomotricidad, que es la adaptación de la educación física en sala cama.

La risoterapia entrega a los pacientes una sensación de bienestar y calma, debemos entender que una persona internada, se encuentra vulnerable.  Para el actor Juan Pablo Hiche, más conocido como el payaso Yale, que también es parte de esta experiencia educativa “la función más importante es crear un bienestar en la persona en su parte espiritual, lo que quiere decir que voy interviniendo en cada sector del hospital y voy entregando un cambio de actitud con la gente, lo que significa que las personas pueden tomar sus terapias en forma diferente y cambiar la experiencia de venir al hospital”.

Por su parte la Jefa del Departamento de Participación y Satisfacción Usuaria del HRLBO, Elizabeth Moreno, manifestó que “la implementación de esta escuela viene a cumplir un hito dentro del hospital y sobre todo a la directriz que se da a la atención de nuestros pacientes, más humanizada, integral, viendo a los usuarios y pacientes no sólo en su aspecto físico, sino que en todas sus aristas, tanto en lo emocional con en lo espiritual, y por supuesto en los niños con la continuidad en la educación”.