Una acción solidaria que requiere apoyo de todos los funcionarios del Hospital Regional LBO.

La idea de recolectar tapas plásticas nace gracias al sentido solidario de la funcionaria de la Sub Unidad de Movilización, Constanza Becerra, quien tras visitar una página web de las Damas de Café, se entera de su obra y se pone en contacto con las voluntarias del Hospital Luis Calvo Mackenna (HLCM) que trabajan arduamente en pos de los niños con cáncer.

Constanza, conversó la idea con su jefatura y obtuvo la autorización, de esta manera inició la primera etapa de su accionar. Primero que todo indicó que “di a conocer la idea y posteriormente inicié la recolección de las tapas plásticas de diversos envases para ser enviadas a Santiago, hasta el lugar de acopio que mantienen las voluntarias  de oncología del Hospital Luis Calvo Mackenna”.

En ese contexto, Constanza Becerra, señaló que “se incentivó a todos los compañeros a trabajar y reunir tapas plásticas, como una forma de hacer  nuestro este compromiso como funcionarias y funcionarios del Hospital Regional LBO”, además, Constanza precisó “las voluntarias mantienen una casa de acogida para los padres de los niños que se encuentran hospitalizados y que son de otras regiones”.

Las Damas Café del HLCM, juntan tapas plásticas de diferentes productos, las que posteriormente son comercializadas por ellas para reunir fondos. El dinero recaudado se invierte en la compra de diferentes utensilios para los pequeños que se encuentran internados en el HLCM.

La idea fundamental es que la comunidad hospitalaria de Rancagua se sume a esta cruzada solidaria y ayude a Constanza y a sus compañeros de la Sub Unidad de Movilización a reunir más tapas plásticas para ir en apoyo de las Damas de Café y de los niños del Hospital Luis calvo Mackenna, ellos se lo agradecerán eternamente.