• Gracias a esta donación
  • se podrá trasplantar a un paciente de corazón con prioridad nacional.

Rancagua, 02 de abril 2019.- El deseo de ser donante debe prevalecer, y así justamente lo hizo la madre de un paciente masculino de 22 años, de la comuna de San Vicente de Tagua Tagua, quien en una conversación con su familia había manifestado su deseo de ser donante. Gracias a ello, dará vida después de la vida, convirtiéndose en el tercer procuramiento de órganos del presente año realizado en el Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins.

Su familia y especialmente su madre, aún con el dolor de tan irreparable pérdida, reafirmó el procuramiento y autorizó la donación de corazón, hígado, páncreas y riñones.

Equipos de la Clínica Santa María, Clínica Alemana y del Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, participaron del procuramiento de órganos realizado en HRLBO. En ese contexto, el Dr. Carlos Derosas, Cirujano de trasplantes de la Clínica Santa María señaló que “con la donación de órganos podemos favorecer a muchas personas, por nuestra parte vamos a poder realizar trasplante de páncreas y riñón que se hace combinado, por lo tanto con esta donación se está regalando y dando vida a mucha gente que realmente lo necesita”.

La importancia de ser donante es fundamental, especialmente para todos los pacientes receptores, ya que integran una lista de espera o, generalmente, son parte de las prioridades nacionales que necesitan un trasplante de órganos.

En relación a la donación de órganos y a personas con prioridad nacional, el Dr. Lorenzo Merello del Hospital Gustavo Fricke, indicó que “a nivel nacional es súper importante mejorar la tasa de procura que siempre ha sido baja, en nuestro caso se va a favorecer a un receptor de corazón y es un orgullo para el HRLBO, para la zona  y para los hospitales que van  a poder hacer trasplantes gracias  a esta donación que se realizó en la Región de O’Higgins”.

En tanto, en el Hospital Regional LBO, la enfermera y Jefa de la Unidad de Procuramiento, Bárbara Figueroa, aseguró que “se llevó a cabo nuestro tercer procuramiento, con la tercera donación del año, una persona muy joven que con un gesto de solidaridad ayudó a un paciente de la quinta región que se encontraba en prioridad nacional para ser trasplantado, obviamente junto a  otros pacientes que serán trasplantados de otros órganos”.

Para ser donante la persona tiene que manifestarlo en vida y posteriormente la familia acatar ese deseo, siendo ello un acto de solidaridad y responsabilidad, porque ser donantes, es dar vida después de la vida.