Especialistas del HRLBO entregan recomendaciones y factores a tener en cuenta para evitar problemas nutricionales y de salud.

  • La organización es la base fundamental en la familia especialmente en lo que refiere a la alimentación

Rancagua, 11 de marzo 2019.- ¿Sabían que para estar sanos tenemos que comer una variedad y cantidad adecuada de alimentos? No comer en la cantidad y variedad suficiente o incluso demasiado, puede causarnos enfermedades.

La tasa de obesidad en nuestro país registra diferentes variaciones según las regiones de Chile, con datos que no son menores y realmente inquietantes con porcentajes que van desde un 19% a un 26% .

En ese sentido, Carolina Roca, nutricionista del Hospital Regional Libertador Bernardo O”Higgins (HRLBO), mostró su preocupación por la realidad que afecta a los pequeños y adolescentes en nuestro país.

Ante esta situación, la nutricionista señaló que “La obesidad es un tema trascendente en nuestro país, puesto que ocupamos el tercer lugar en Latinoamérica y el sexto lugar a nivel mundial, es por esto que una colación mal planificada puede favorecer la obesidad y el sobrepeso”.

Los alimentos procesados contienen mayores índices de azúcar y carbohidratos, en este siglo 21  ante la falta de tiempo de los padres, estos se convierten en un verdadero peligro para los niños y adolescentes, pues así tendremos una mayor cantidad de miembros de ambos grupos etáreos con obesidad.

Los nutricionistas y equipos médicos, señala la profesional, mantienen un gran desafío “Este es volver a la alimentación de antaño, consumiendo alimentos naturales, que tienen un mayor aporte de vitaminas, minerales, fibra y agua. Los padres deben organizar una minuta semanal para no improvisar y donde se encuentren incorporadas frutas y verduras, lácteos sin azúcar añadida, frutos secos son ideales, además debe estar incorporada una colación que es una merienda que tiene como finalidad disminuir las horas de ayuno y que a la siguiente comida no se llegue con mucho apetito”, concluyó la nutricionista Carolina Roca

Las recomendaciones para pre escolares son consumir diariamente 100 calorías , mientras que adolescentes entre 200 y 250 calorías, los padres deben fijarse en el etiquetadonutricional de los alimentos, lo ideal para el grupo familiar son almuerzos balanceados privilegiando el consumo de legumbres, 2 veces por semana, además de pescado, carnes blancas como el pollo o pavo.

Por su parte Consuelo Cortés, profesora de Educación Física de la Unidad de Deporte y Recreación, perteneciente al Departamento de calidad de Vida del HRLBO, señaló que “junto con una buena alimentación es fundamental para nuestros niños y adolescentes, es que desarrollen alguna actividad física y dejen de lado los juegos insertos en celulares, computadores, entre otras tecnologías, el desarrollo de un niño tanto físico como intelectual está muy ligado a la actividad física, muy al contrario a lo que comunmente estamos acostumbrados hoy en día”

Según lo señalado por la Organización Mundial de la salud (OMS) los niños y adolescentes entre 5 y 17 años deben realizar por lo menos 60 minutos de actividad moderada o vigorosa de forma diaria y aeróbica.

Los padres deben considerar que sus hijos no sólo deben quedarse con las clases de educación física en sus respectivos establecimientos educacionales, sino que además practicar algún deporte o actividad física en su vida cotidiana.