Aún no terminaban los abrazos y Maite Ignacia llegó al mundo pesando 3.330 gramos y midió 49 cm trayendo la felicidad a su familia que la esperaba aproximadamente para el 8 de enero 

Pasadas las 00:30 horas de este 01 de enero, llegó al mundo Maite Ignacia, quien pesó 3.330 grs. y midió 49 cm, convirtiéndose así en el primer nacimiento del año 2019 en el Hospital Regional LBO.

La madre primeriza contó que el 31 de diciembre acudió desde su casa en población Diego Portales en Rancagua a un control dental; no obstante, de vuelta a su domicilio sintió un “dolor en la cola” según describió, sin saber que se trataba de los primeros síntomas que indicaban trabajo de parto.

A las 15:00 horas, la joven de 20 años, fue ingresada a hospitalización con 4 cm de dilatación y el corazón lleno de esperanza al saber que la dulce espera llegaba a su fin y podría conocer a su hijita “creí que los dolores eran por el peso de la guata, pero no, estaba con dolores de parto”, expresó Francisca.

Durante la tarde de ese día, el personal de salud de maternidad estaba expectante por la hora del nacimiento si sería año 2018 ó 2019; sin embargo, la bebé llegó al mundo pasada la media noche siendo así la primera bebé del nuevo año en ese recinto asistencial.

La pequeña Maite Ignacia nació con 39 semanas de gestación, y si bien tenía fecha para el próximo 8 de enero, la impaciente niña quiso entregar el más maravilloso de los regalos a su familia, dándoles el mejor de los abrazos de año nuevo.

La Matrona jefa de turno del servicio, Gertrudis Carreño, manifestó que “fue un parto sin complicaciones, tanto la madre como la bebé se encuentran bien, iniciando el proceso de apego y amamantamiento, en dos días se van ambas de alta”.