En el país hay una disminución de un 33% en las donaciones.

Pese que a nivel nacional el porcentaje de donantes de órganos para trasplante ha presentado una disminución de un 33%, en el Hospital Regional de Rancagua se ha registrado un aumento durante este año, llevando a la fecha un total de siete donantes multiorgánicos y, además, la realización de siete trasplantes de córnea.

“Hasta el año 2016 nuestro desempeño como unidad y como hospital siempre fue en ascenso, pero tuvimos después del traslado a este nuevo edificio una caída en la cantidad de donantes y este año estamos repuntando a lo que eran nuestros estándares”, explicó la enfermera jefa de la Unidad de Procuramiento y Trasplante del HRR, Bárbara Figueroa.

La enfermera está a cargo de la unidad desde su conformación, en el año 2012, y destacó que si bien el nivel de donantes a nivel nacional ha tenido un marcado descenso este año, “en el caso particular del Hospital Regional la tendencia se ha dado en forma inversa a lo nacional, ya que en forma local hemos aumentado nuestros donantes”.

Actualmente, Chile está por debajo del promedio de donantes en el mundo, e incluso de Latinoamérica, por lo cual hoy se hace más relevante que las personas manifiesten claramente su intención de donar a sus familiares más cercanos.

“Si alguien quiere ser donante de órganos primero que nada tiene que plantearlo a su familia, a los más cercanos, porque en el momento de la entrevista uno la hace con ellos, quienes deben confirmar que efectivamente esta persona quiso ser donador”, explicó Figueroa.

Asimismo, la profesional recalcó que “si bien por ley todos los mayores de 18 años somos donantes y eso queda en un registro, lo cierto es que mis cercanos son los que van a dar testimonio de que efectivamente quería ser donante”.

“Lo que tiene que tener en claro la comunidad es que la única razón de donar órganos es con fin de trasplante y los trasplantes son una terapia, es un tratamiento médico que viene a salvar a una persona que está ya con una salud deteriorada y no tiene otra alternativa que reemplazar su órgano enfermo por uno sano”, insistió la enfermera jefa de la Unidad de Trasplante.