• El director del centro hospitalario, Dr. Fernando Millard, dijo que “hoy podemos descartar con certeza el contagio de la paciente, puesto que el resultado del Instituto de Salud Pública así lo confirma, no obstante lo anterior, mantenemos la investigación sumaria por posible vulneración y quiebre en el proceso de esterilización”.

 

  • En la oportunidad, Millard anunció que mientras dure la investigación, el equipo médico que fue parte del procedimiento, fue suspendido de sus funciones.

Rancagua, 30 de noviembre 2018.- “Hemos recibido el resultado del examen enviado a confirmación, informe emitido por el Instituto de Salud Pública (ISP) y éste indica que la paciente no está infectada y, sobre esa base, descartamos que las personas que fueron sometidas a una amigdalectomía durante el pasado 27 de octubre, estén infectadas por VIH”. Así lo dio a conocer esta mañana el director del Hospital Regional, doctor Fernando Millard Martínez.

En este contexto, el directivo anunció que “la familia de la menor que inicialmente había dado un resultado reactivo, ya fue informada respecto de los resultados del ISP que confirman que no hay presencia de VIH, sin embargo, siendo conscientes del impacto que este hecho pudo haber generado en la menor, es que hemos dispuesto y definido un proceso de acompañamiento y apoyo psicológico por el tiempo que sea necesario”, aseguró Millard.

A pesar de lo anterior, el director del hospital anunció que el sumario administrativo instruido por el hospital, en conjunto con el Servicio de Salud, sigue su curso puesto que “institucionalmente contábamos con todas las condiciones y recursos físicos para que estos pacientes fueran intervenidos de manera segura, sin embargo, a la luz de los antecedentes que hoy son materia de investigación, habría existido una falla del equipo humano, en el marco de los protocolos que se deben cumplir antes, durante y posterior a las intervenciones quirúrgicas”, dijo Millard, quien agregó que “el hecho lo denunciamos el 30 de octubre ante el Ministerio Público con el objetivo de transparentar y esclarecer los hechos, y buscar las sanciones correspondientes para quienes pudiesen eventualmente resultar culpables”.

El facultativo, además, lamentó las declaraciones vertidas por autoridades respecto del caso. “Asumiendo que es prácticamente imposible que una persona se contagie de VIH en las circunstancias y contexto en el que esta situación se dio y que en ningún momento hubo un paciente infectado”.

“En lo personal, como director del Hospital Regional, pero también como médico y en especial como padre, lamento lo ocurrido y entiendo perfectamente la incertidumbre que han vivido estas familias, y por ello les aseguro que aplicaremos todas las medidas y sanciones que estén a nuestro alcance para que una situación como ésta, nunca vuelva a ocurrir”, dijo Fernando Millard Martínez.

 

Por último, el director del hospital aseguró a los usuarios que el recinto cuenta con un estándar profesional, un equipo humano y técnico, que es consciente de la importancia de la salud de las personas, y por eso, que este tipo de situaciones, que son aisladas, son detectadas a tiempo gracias a la existencia de protocolos que son revisados permanentemente por las diversas unidades. “Gracias a esos protocolos informarnos lo ocurrido y transparentamos de inmediato el hecho iniciando las acciones administrativas necesarias para darles la tranquilidad a las familias de que sus hijos e hijas estaban bien”, finalizó.