Durante un período de tres meses se realizará en el Cesfam 2 de Rancagua un programa piloto de tamizaje para Hepatitis B a las embarazadas, con el objetivo de evaluar la prevalencia de esta patología y evitar la transmisión vertical (de madre a hijo) de este virus que, actualmente, es la causa más importante de enfermedades hepáticas como cirrosis o cáncer hepático.

La actividad fue dada a conocer por las autoridades de salud, entre ellos el seremi, doctor Rafael Borgoño; el director (s) del Servicio de Salud, Fabio López; el director del Hospital Regional, doctor Fernando Millard y el director de Salud de la Cormun, José Antonio Caviedes, junto a la directora del Cesfam, Luz Garrido.

El tamizaje implica realizar el examen de Hepatitis B a todas las embarazadas que están  en control, a ojeto de determinar si tienen o no el virus y así contar con información fidedigna respecto de la prevalencia, es decir cuántas gestantes están contagiadas, a objeto de propiciar que a futuro se incorpore este examen a todas las embarazadas, ya que como señaló el seremi de Salud “la efectividad de una buena pesquisa y de un buen tratamiento desde el embarazo y al momento del nacimiento, reduce prácticamente a cero el contagio de los hijos”.

Este es el segundo piloto que se realiza a nivel nacional y fue coordinado por los programas de Hepatitis, de la Mujer y de Infecciones de Transmisión Sexual, además del encargado de laboratorio del Servicio de Salud, cuyo director (s) destacó que para concretarlo “se efectuaron las coordinaciones con la Cormun, para hacer el piloto en este Cesfam, y con el Hospital Regional que, a través de sus laboratorios y con insumos provistos desde la Dirección de Servicio, nos van a procesar estos exámenes”.

En este mismo sentido, el doctor Millard resaltó que están poniendo a disposición de este piloto “toda la tecnología de nuestros laboratorios para pesquisar los casos y cuando nazcan los niños en nuestro hospital, darles los tratamientos requeridos”.

En tanto, el director de Salud de la Cormun manifestó que el Cesfam 2 se eligió “por sus características epidemiológicas y sociodemográficas, donde uno de los aspectos que se tomó en cuenta fue la cantidad de embarazadas migrantes que tenemos, dado que en los países de centro América existe un mayor porcentaje de casos de Hepatitis B, y a que existe una diversidad desde la perspectiva socioeconómica que lo hace representativo de la realidad regional”.

Finalmente, la directora del Cesfam junto a la matrona a cargo del programa, Marcela Ramírez, precisaron que en el establecimiento se atienden actualmente 136 embarazadas, a quienes se les está realizando el examen en todas las edades gestacionales “a todas las que ingresan se les efectúa al inicio, mientras que las que están en control se les realizará cuando les corresponda nuevamente exámenes y sólo en el caso de las embarazadas que están a término se les está solicitando en forma especial”, explicó la matrona.