El Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins se encuentra acreditado desde el año 2016 con el 90% de cumplimiento y deberá reacrediatrse en el año 2019. Ante ello, el equipo directivo y de calidad del centro asistencial visitó las unidades de Urgencia Adultos, Infantil y Maternidad, con la intención de incentivar a los funcionarios a continuar demostrando que el Hospital Regional LBO trabaja con estándares de seguridad para los pacientes.

Las unidades de urgencia son la puerta de entrada a esta organización de salud, así lo señala Fernando Alfaro Olavarría, subdirector de gestión de personas. “La acreditación es algo obligatorio para las instituciones de salud y para el HRLBO es prioritario acreditarse, debemos superar la meta y es un compromiso de todos”, dijo el directivo.

La acreditación de prestadores institucionales es un proceso periódico de evaluación, al cual se someten hospitales, clínicas, consultorios y centros de atención de salud y cuyo objetivo es verificar en terreno el cumplimiento de un conjunto de estándares de calidad establecidos por el Ministerio de Salud, enfocados a mejorar la calidad y a disminuir los riesgos en atención de salud y tiene una vigencia de tres años, tras los cuales debe nuevamente reacreditarse.

Para la enfermera Carmen Gloria Díaz, jefa del Departamento de Calidad y Control de Infecciones, “esta es una actividad enmarcada dentro de la campaña que estamos desarrollando con motivo de nuestra reacreditación y ver la motivación y compromiso adquirido por parte de cada uno de ellos”.

La reacreditación, es además una obligación ética que combina el acceso, la oportunidad y continuidad de la atención en salud, entre otros preceptos, así lo indica el Dr. Cesar Ortúzar, médico jefe de la Unidad de Emergencia, “cada uno de nosotros debe aportar desde su rol para el cumplimiento de los objetivos, existiendo elementos que son transversales a todos nosotros, como la clave azul, esterilización centralizada, entre otros”.

Por su parte, la Dra. Raquel Carreño, médico coordinador de la Unidad de Urgencia Pediátrica, manifestó que “es un desafío muy importante donde todo el servicio está comprometido, porque eso asegura la calidad de la atención de nuestros pacientes, que son nuestro quehacer cotidiano y al cual nos debemos”.

En tanto, Luis Fuentes, auxiliar de servicio de la Unidad de Emergencia adultos, indicó que “reacreditar el hospital es una parte de nosotros, por lo que hay que hacer las cosas bien como siempre y prepararnos para este nuevo examen ante la entidad que corresponde y así contribuimos al mejoramiento del hospital”.

Reacreditar el Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins, es una tarea de todos los funcionarios y funcionarias que cada día entregan lo mejor de sí en cada turno y por supuesto en directo beneficio de los usuarios y miembros de la comunidad.