Un recorrido preventivo por los establecimientos de salud pública realizó el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) del Servicio de Salud O’Higgins, ante el frente de mal tiempo pronosticado para la zona central del país y que supone precipitaciones de nieve incluso en los valles.

La inspección se inició en la posta de Coya con un trabajo de coordinación, que supone un escenario climatológico adverso, y la necesidad de desarrollar con normalidad las labores asistenciales de traslado de pacientes que se dializan o el suministro eléctrico para las personas electrodependientes, teniendo en cuenta la posibilidad cierta de que en dicha localidad nevé y en consecuencia se produzcan cortes de luz y aislamiento, entre otras gestiones realizadas.

Además se visitaron los hospitales de Graneros, Coinco, San Vicente y el Cesfam de Machalí. En todo ellos se verificó el buen funcionamiento de los grupos electrógenos, el estado de las ambulancias y el equipamiento de los servicios de urgencia.

El equipo de monitoreo estuvo a cargo del coordinador de la Red de Urgencia, Boris Moreno y participaron los profesionales de apoyo Osvaldo Pontigo, y Álvaro Guzmán.